Ácido valproico en jarabe, precio, dosis pediátrica y para adultos

El ácido valproico en jarabe es un medicamento que disminuye la función de los aminoácidos que excitan el cerebro y estabiliza los niveles cerebrales de GABA. Al tomar la dosis pediátrica o la indicada para adultos en su presentación comercial de 250 mg. modifica también la capacidad del potasio orgánico para transmitir las señales eléctricas cerebrales, la denominada conductancia eléctrica (G).

Cuándo tomar jarabe de ácido valproico

  • Epilepsia:
    • Primaria y no convulsiva.
    • Epilepsias parciales con sintomatología elemental (Bravais-Jacksonianas).
    • Complejas.
    • Parciales secundarias generalizadas.
    • Formas mixtas de epilepsia (Lennox-Gastaut y West).
  • Episodios maníacos.
  • Trastorno bipolar.

El valproico tiene un mecanismo de acción que bloquea la excitabilidad del cerebro. Está indicado su uso para muchos casos de epilepsias, desde la epilepsia primaria no convulsiva hasta algunas formas mixtas denominadas West o Lennos-Gastaut.

En su forma de jarabe de ácido valproico está recomendado por especialistas para niños y adultos, siendo la dosis algo diferente debido al peso corporal de cada individuo así como también a la frecuencia y gravedad de los episodios.

También encontramos que funciona para reducir la frecuencia de los episodios maníacos asociados al trastorno bipolar.

¿Qué precio tiene?

acido valproico jarabe de 250 mg. Hay bastantes diferencias en función del lugar donde lo compres. Así por ejemplo en Colombia el ácido valproico tiene un precio de 6.124 pesos y en otros países como España su precio es de unos pocos euros, necesitando siempre receta médica para poder acceder a este medicamento.

¿El jarabe de 250 mg. es el único tamaño?

No. Hay varias presentaciones comerciales que pueden usarse según la recomendación médica, siendo necesario para niños pequeños dárselo en líquido. Así, las formas comerciales del ac. valproico son:

  • Jarabe.
  • Pastillas.

Cada forma de administración beneficia de la misma forma al individuo que lo toma, siendo el ácido valproico jarabe para niños la más utilizada durante la infancia.

El uso de las pastillas y otras formas de tomarlo es difícil para los niños, por lo cual, su formulación es en forma de líquido. Fácil de tragar y sin los problemas que muchas personas tienen a la hora de ingerir comprimidos enteros.

Dosis pediátrica

  • De 10 a 15 mg/kg. de peso corporal.

La dosis pediátrica del ácido valproico debe comenzar de menos a más, siendo bastante habitual empezar con una dosis de 15 mg/kg e ir subiendo a razón de 5 mg. después de cada semana.

acido valproico jarabe dosis pediatricaEl cuerpo de los menores debe acostumbrarse a las nuevas sustancias y los cambios cerebrales que estas pueden producir en el sistema nervioso.

En cualquier caso, el especialista en salud infantil es la persona indicada de orientar sobre la dosis pediátrica, indicar la que es necesaria para el niño y justificar los aumentos o reducción de las cantidades.

¿Y la dosis del jarabe en adultos?

En los adultos sucede algo similar. Es muy frecuente empezar con pequeñas cantidades y según lo acepta el organismo ir incrementando hasta alcanzar la dosis recomendad diaria para el trastorno que se desea curar.

Hay que tener en cuenta que el ácido valproico sirve para tratar la epilepsia pero también para controlar los ataques maníacos, así que las cantidades administradas diariamente pueden ser más o menos altas según los síntomas de cada paciente.

Tanto en el caso de administrarlo a niños como en adultos siempre es necesaria la supervisión y prescripción médica.

No hagas uso de medicamentos sin receta. Sigue las dosis indicadas y cumple las recomendaciones del especialista y consejos del farmacéutico.

Cómo dar ácido valproico a niños

  • Acompañar el jarabe con medio vaso de agua.
  • Preferentemente durante las comidas.

Una forma sencilla de hacer que el niño pueda tragar con mayor facilidad el medicamento es añadir azúcar al agua. De este modo el sabor desagradable pasa desapercibido y hay menos resistencia a tomar la dosis todos los días.

Debes evitar mezclarlo con bebidas con gas y refrescos carbonatados.

Es frecuente que los niños pequeños no quieran tomarlo y de ahí, el añadir un poco de azúcar sin que esta sea excesiva.

También se puede dar una cucharada y a continuación tomar el otro líquido para aliviar el sabor desagradable. Muchas veces es más sencillo tomarlo de esta forma y así evitar que haya que tragar más cantidad con desagrado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *