Ultrasonidos para celulitis y estética facial

Gracias a los avances en la técnica para la salud existen los ultrasonidos para adelgazar y reducir zonas con celulitis. La estética facial también puede beneficiarse de este tratamiento de belleza que mejora las zonas con acumulación grasa.

Si antes sólo era posible reducir el exceso de tejido adiposo mediante la liposucción y técnicas de lipoescultura, hoy en día pueden utilizarse diferentes procesos para mejorar la elasticidad de la piel facial, reducir la flacidez y, por supuesto, disminuir la celulitis en las nalgas.

Ultrasonidos para celulitis

piel con celulitisEl tratamiento se realiza mediante un supletorio que emite ondas de sonido a baja frecuencia. Estas son inaudibles por el oído humano y su enfoque está muy concentrado. Debido a esto es posible una penetración profunda en el tejido humano, aproximadamente de uno a tres centímetros, pudiendo llegar hasta la capa de sebo. El tejido adiposo normalmente se encuentra a esta distancia en el cuerpo de cualquier persona.

El efecto que producen los ultrasonidos para la celulitis es calor. Y esto deshace las células grasas que provocan que tenga ese aspecto rugoso. Al apuntar directamente a los adipocitos, y gracias a su concentración son destruidas.

Posteriormente el tejido se licua, y todo este material líquido es eliminado mediante los blastocitos, células encargadas de recoger el material de nuestro organismo para procesarlo.

Esto hace que toda la capa de grasa que tenías adosada al abdomen, los muslos, las caderas y demás partes del cuerpo sea ahora transportada al torrente sanguíneo mediante el proceso de metabolización normal. El objetivo de todo este procedimiento es que pase a través del hígado para que puedas deshacerte de la grasa localizada. Vamos, igual que el funcionamiento normal del cuerpo humano solo que se hace una pequeña trampa para romper el tejido adiposo con los ultrasonidos.

La sensación que produce es como tener una comida de más. Los efectos inmediatos producen que en el torrente sanguíneo exista mayor cantidad de nutrientes y estos sean expulsados en lugar de quedarse almacenados en forma de grasa en zonas indeseadas.

Ultrasonidos facial

ultrasonidos facialEn el rostro también funciona solo que la intensidad es algo menor. En lugar de potenciar la disminución de varios centímetros de tejido la idea es estimular las fibras de colágeno y tensar las zonas donde existe flacidez. En ultrasonidos facial el rejuvenecimiento del cutis se produce tras varias sesiones.

Debes ser consciente que esto no es un lifting con cirugía, así que el estiramiento de la piel será poco a poco y desde dentro. A medida que los impulsos ultrasonicos de la cavitación estimulan los tejidos dérmicos estos irán renovándose y fortaleciéndose hasta llegar a un punto en el que el aspecto ha recuperado varios años.

Además, este tratamiento funciona también con la piel del escote. Puede eliminar las pequeñas arrugas que aparecen en el canalillo y dar un aspecto de piel más tersa y juvenil.

Ultrasonidos facial tiene unos beneficios:

  • Tensa la piel del mentón
  • Produce una elevación de las cejas
  • Es capaz de minimizar bolsas en los ojos.

Este es un procedimiento aprobado por la FDA y muy testado.

Resultados de los ultrasonidos en estética

Lo bueno de este tipo de terapias para rejuvenecer la piel y eliminar grasa localizada es que no necesita anestesia. Es indoloro y la mejora se produce paulatinamente. Después de varias sesiones.

Lo normal es que estés en el centro de estética entre 40 y 60 minutos. En este periodo te tumbas y te relajas y simplemente la máquina lo hace todo. Emite una serie de disparos concentrados que hace que sientas un poco de calor en la zona pero nada más.

Es a partir de los dos meses posteriores cuando notas realmente los resultados. Como las fibras de colágeno natural tienen un tiempo para reproducirse y renovarse es indispensable que le des tiempo. Así que paciencia. Los efectos son a medio plazo. Evidentemente, tal y como hemos dicho no es igual que una cirugía pero los efectos se notan y mejoran tanto la flacidez de la pile como el aspecto del cutis.

Si es aplicado en zonas con celulitis es necesario repetir varias sesiones. Puedes realizarlas cada 3 o 4 meses y así compaginar este tratamiento con ejercicios para fortalecer y diluir aún más la grasa localizada.

Es importante que sepas que en ocasiones puedes notar algo de inflamación unas horas después. Esto es normal y se va al cabo de unas horas. También puedes notar la zona entumecida o rara. Lo mejor es no obsesionarte y dejar que siga trabajando tu interior. Está recomendado no hacer ejercicio durante 48 horas y evitar tomar el sol. Generalmente las personas notan algo de calor en la zona. Es una sensación confortable y no incómoda.

Libre de efectos secundarios. No deja señales o marcas, y al finalizar el tratamiento puedes regresar a tu rutina diaria.

Eliminar grasa localizada sin cirugía

eliminar grasa localizadaPara que el tratamiento tenga efecto al principio es necesario fijar los puntos exactos donde incidirán los ultrasonidos. Estos irán dirigidos mediante disparos claros y concisos y serán los encargados de reducir la celulitis en las nalgas o los depósitos grasos en el abdomen, caderas, papada, etc.

Generalmente suelen aplicarse entre 500 y 1000 disparos según el grosor y cantidad de tejido adiposo que es necesario quitar. Eliminar grasa localizada en abdomen y muslos es algo habitual. El dispositivo tiene facilidad para regular la potencia y profundidad con la que actúa, así que cada persona puede recibir un tratamiento reducir diferente. Este dependerá de la acumulación de células grasas en una zona u otra.

Se aplica un gel sobre la piel para evitar molestias y que el supletorio se deslice con facilidad. Se pulsa un botón y emite disparos de ultrasonidos.

¿Cuántas sesiones se necesitan?

Es necesario un mínimo de 3 sesiones para notar efectos beneficiosos y un adelgazamiento de la zona tratada. En algunos casos es conveniente recibir más sesiones si la zona contiene un grosor mayor o es más extensa.

Cada sesión es realizada cada 15 días, es decir, con dos semanas de separación entre ellas. Esto es así para dar tiempo al organismo a deshacerse, de forma natural del tejido adiposo disuelto. Además con esto se consigue que el adelgazamiento sea progresivo y no drástico, algo que podría trastocar el metabolismo de la persona.

Una sesión dura aproximadamente una hora. Si en lugar de una zona el tratamiento se dirige a varios lugares en el mismo día el tiempo es, lógicamente, mayor. Por ejemplo, puede realizarse el tratamiento para eliminar grasa localizada en abdomen, caderas o trocantes en el mismo día. También puede añadirse ultrasonidos para el cutis y así mejorar al completo el aspecto de la persona. En este caso la duración total puede alargarse hasta dos horas.

Si lo que deseas es reducir cartucheras, flancos o lados de la cintura, así como la parte interna de los muslos o brazos, también puedes utilizarlo.

Este método de ultrasonidos facial y reductor de celulitis se sitúa en el lado contrario a la criolipolisis. Utiliza calor en lugar de frío y tiene un funcionamiento parecido al lipoláser.

Tratamientos alternativos para eliminar grasa sin cirugía

Láser lipolítico es un método mediante luz láser que destruye el tejido graso. En el siguiente artículo puedes información completa del láser lipolítico. Y además de este método, existe la llamada lipoescultura laser para hombres y mujeres que da buenos resultados cuando sólo quieres reducir en ciertas zonas mientras que el aspecto general es el deseado.

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *