Tratamiento de artrosis con condroitín sulfato

El condroitín sulfato es una sustancia segura para tratar la artrosis. Hay diversas investigaciones científicas que indican que tiene efectos beneficiosos para las personas que la padecen.

Aunque es bastante difícil porque es una enfermedad compleja, hay muchos casos de personas que toman condroitina o condroitín sulfato y tienen una mejoría. Este es el caso del estudio de Cochrane que es una organización sin ánimo de lucro que ha dedicado parte de sus esfuerzos en desvelar cuánta verdad hay en esta afirmación.

Estudios para el tratamiento de la artrosis

Con 9110 pacientes y analizados 43 ensayos clínicos en los que había un 50% de pacientes tomando condroitín y la otra mitad un placebo para poder comprobar resultados. Los datos fueron obtenidos administrando este producto aleatoriamente. Así, la probabilidad de que estuviera viciado de antemano era mucho más difícil y los resultados confirman que es bueno para la artrosis.

¿Qué hace el condroitín sulfato en las articulaciones?

Es una molécula orgánica natural del cuerpo humano. Todas las personas tenemos esta molécula que forma cartílagos y huesos. En mayor proporción podemos encontrarla en la piel, las arterias o incluso en la córnea de los ojos.

El caso es que las personas que tienen artrosis sufren una gran disminución de condroitín en las articulaciones y por eso, la adicción en forma de sulfato puede contrarrestar los efectos de la enfermedad. En la actualidad se piensa que el tratamiento para la artrosis con sulfato de condroitín ayuda a mantener durante más tiempo los cartílagos en buenas condiciones. Aunque no está del todo claro si es capaz de permitir una regeneración articular, es posible que frene el avance de las fisuras de los cartílagos y las astillas que se producen en muchos casos. Hay indicios para afirmar que sí mejora la producción de nuevo cartílago, pero hay que ser cautos ya que es muy lenta la recuperación.

Tiempo para ver los efectos del tratamiento de artrosis

artrosis de manosGeneralmente son necesarios 6 meses para experimentar una mejoría sustancial. Los estudios para aliviar el dolor en las articulaciones con artrosis han evaluado el color en una escala del o al 100. Los pacientes que han recibido condroitín sulfato tienen unos resultados medios menores que los que reciben el placebo. En concreto diez puntos menos de dolor situándose en 18 para los que toman condroitina en sulfato.

Además, por si sólo fuera consecuencia de la sugestión, hay un análisis positivo mediante el estudio de radiografías. Las articulaciones tienen regeneración ya que hay reducción del espacio intraarticular. Así que ya no solo alivia el dolor y las molestias asociadas a la artrosis sino que también es posible que frene el avance e incluso proporcione el material necesario para reparar las articulaciones afectadas.

Y lo mejor de todo es que esta sustancia tiene efectos secundarios mínimos. Puede provocar algunas molestias estomacales pero, según el mismo estudio, son los mismos que el placebo. Así que hay una certificación de que el tratamiento con condroitín sulfato es totalmente seguro.

¿Sirve para la artrosis de rodilla?

Por supuesto. Que la articulación artrósica sea una u otra es indiferente. La administración y los beneficios son a largo plazo y es el propio organismo el que después de asimilar esta molécula la pone a disposición de los tejidos. La biodisponibiliad, en este caso es para todas las articulaciones. Podemos decir según los datos que hemos revisado que el condroitín, al igual que sucede con el ácido hialurónico como tratamiento de la artrosis de rodilla funciona de la misma forma que para la cadera, el codo u otros tejidos articulares afectados.

Sin embargo, las diferencias en el ácido hialurónico y la condroitina es que el primero, cuando se utiliza mediante una inyección actúa directamente en el lugar indicado y el condroitín en polvo o comprimidos tiene una biodisponibilidad para todo el organismo. Eso sí, los efectos de una sustancia y otras son diferentes aunque complementarias.

Cómo tomar el tratamiento para la artrosis

Este producto está aprobado como suplemento y no como fármaco, así que es de venta libre y puede comprarlo en cualquier tienda de suplementos dietéticos. Debido a esto, es importante que compres una marca de confianza ya que hay distintas calidades.

La forma de tomar condroitín tiene que indicarla el médico ya que según el estado de tu artrosis puede ser mejor una mayor cantidad al principio y luego regularla o establecer unas cantidades mínimas todos los días. Además, dado que sus propiedades no interactúan con otros medicamentos es muy posible que el especialista lo recomiende junto con otra medicación, así que esta molécula podría ser indicada en pautas diferentes según el caso de cada persona. Muchas de ellas, incluso con el uso en conjunto de glucosamina que es otro de los condroprotectores que parece tener buenos resultados para las enfermedades degenerativas del cartílago.

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *