Tratamiento antiarrugas y facial para recuperar la juventud

El tratamiento antiarrugas tiene propiedades dirigidas a mejorar el rostro y la piel de la cara. Está pensado para frenar el envejecimiento y eliminar arrugas gestuales. Resta años y mejora el aspecto general del cutis. Tiene propiedades regenerativas y está pensado para mujeres de 40 años o más.

Por qué es necesario un tratamiento antiarrugas

Hace que tengas la piel más regordeta, generes células nuevas y sanas que pueblan toda la capa superior de tus facciones. Su función es aportar sustancias de relleno que dan hidratación y soporte para los pliegues de la piel. Además, un buen tratamiento antiarrugas también puede aportar la eliminación de células muertas que llenan de manchas tu cara y hacen que tengas un aspecto apagado.

Las sustancias que nuestro organismo produce de forma natural disminuyen con el paso del tiempo. Cada día que pasa su restitución es menor. Esto, lamentable es parte del funcionamiento del cuerpo humano. No hay más que hablar. La producción de colágeno baja y la elastina retrocede. Si además sumas los bajos niveles de humedad provocados por el clima y la baja creación de ácido hialurónico puedes hacerte una idea de lo que sucede. Las arrugas en la cara aparecen rápidamente, la piel se torna seca y mucho más delgada.

Beneficios del tratamiento facial antiarrugas

tratamiento antiarrugas

  • Piel más tersa y suave.
  • Mejor tono, piel más clara y sin manchas.
  • Menos flacidez facial.
  • Eliminación de manchas
  • Rejuvenecimiento facial
  • Relanzamiento del colágeno natural
  • Mayor cantidad de elastina

Como decíamos, las arrugas son parte normal del proceso de envejecimiento. Es algo que nos sucede a todas las personas. A unas con más intensidad que a otras según la genética y estilo de vida, pero independientemente de estos factores, puedes evitar parte de los síntomas de envejecimiento facial con un tratamiento antiarrugas.

Tipos de tratamientos antiarrugas

  • Tópicos o caseros
  • Intradérmicos y profesionales

Aquí podemos diferenciar dos tipos de procedimientos. Unos que son de aplicación externa, puedes usar cremas para la cara, serum hidratante y mascarillas en casa, y los tratamientos de belleza profesionales que requieren personal cualificado. Ambos son buenos pero tienen resultados diferentes. Si, todavía no lo ves, tal vez te aclare las dudas algunos de los tipos de faciales de este artículo.

El mejor consejo es acudir a un profesional cuando ves que lo que eran arruguitas ahora empiezan a convertirse en surcos más pronunciados. Si acudes antes de que sean muy pronunciadas, vas a frenarlas y además regenerar la epidermis. El resultado del tratamiento antiarrugas vas a poder mantenerlo mucho más tiempo si utilizas cremas y lo que hemos llamado métodos tópicos y caseros. Una combinación de ambos tratamientos antiarrugas van a potenciar los buenos resultados.

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *