Tartrazina E102 colorante ¿Es cancerígena? ¿Toxica? ¿Está en alimentos?

La Tartrazina es un colorante artificial utilizado para mejora el color y aspecto de los alimentos. Está considerado como seguro cuando se usa para productos tópicos pero peligroso cuando se ingiere, así que debes considerar su consumo en alimentos para evitar su toxicidad y las consecuencias a largo plazo.

En algunos países está regulada y prohibida su utilización y en otros como en España permitido su uso.

Como puede poseer riesgos para la salud, daños y riesgos a largo plazo vamos a explicar qué es, los usos más habituales así como los alimentos que contienen este tipo de colorantes para que puedas evitarlos.

Qué es tartrazina y para qué sirve

Es un tipo de colorante químico etiquetado como aditivo E102. Cambia el color y aporta tonos naranjas y amarillos en los productos comestibles en los que es añadido. La tartrazina es un producto artificial que pertenece a la familia de los colorantes azoicos.

En la actualidad se debate sobre sus efectos cancerígenos, si es tóxico y si puede dañar la salud ya que está usándose mucho en la industria alimentaria.

Que es tartrazina y para que sirve

La forma de presentación de la tartrazina es en polvo, siendo muy sencilla su aplicación sobre los alimentos en los que se quiere mejorar su apariencia. Es soluble en agua así que rápidamente es absorbido por los tejidos de la comida.

Una característica de la tartrazina es que cuanto más disuelta está más muestra el color amarillo.

Pero además de proporcionar tonos amarillos o anaranjados en los alimentos que se añade la tartrazina también sirve para modificar o conseguir otro tipos de colores en los víveres.

El uso de la tartrazina junto con el colorante E133 da color azul brillante y si se junta con E142 se obtiene color verde, así que en realidad puede incluirse en una gran variedad de alimentos y productos para el consumo humano dada la gran variedad de tonalidades que se consiguen con su aplicación.

¿Cuál es su origen? ¿De dónde se obtiene?

Origen de la Tartrazina, obtención y fórmula química

Tiene una fabricación industrial ya que no está presente en la naturaleza y de ahí que se catalogue como colorante químico. El origen de la tartrazina es a partir del alquitrán de carbón. Hay que procesarlo para obtener el producto sintético azoico que proporcionará tono amarillo o verde.

Como su producción es muy barata, tiene un precio bajo, es muy utilizado en la industria para sustituir otros colorantes naturales que por otro lado no son perjudiciales. Los costes de producción en este caso nos juegan una mala pasada. Puede ser diluido en agua de manera sencilla y simple.

Su identificador CAS es 1934-21-0.

También puedes encontrarlo como Amarillo Nº5 o aditivo E102, siendo su fórmula semidesarrollada C16H9N4Na3O9S2 y su masa molar 534,3 g/mol.

¿La tartrazina es cancerígena?

tartrazina es un colorante cancerigeno ¿Sí o No?

Ya hemos avanzado que hay cierta preocupación por el uso de colorantes artificiales y su influencia sobre la salud humana. Sobre el tema de si la tartrazina es cancerígena o promueve el cáncer hay que indicar que los estudios desarrollados sobre esta sustancia no demuestran que tenga o aumente la tasa de cáncer.

La mayoría de los riesgos relacionados con la formación de tumores proviene de la utilización de colorantes azoicos no autorizados para uso alimentario. En su lugar, la tartrazina está autorizada con el código E102 y hasta la fecha no hay demostrados que su uso sea un indicador cancerígeno.

Sin embargo, la toxicidad de tartrazina es diferente. Aunque no sea un colorante cancerígeno sí que puede tener efectos tóxicos sobre el organismo.

Toxicidad

Está considerada como un agente con alta tasa de toxicidad. Un consumo mínimo puede provocar hiperactividad en niños (TDAH o Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad). La dosis es pequeña y por este motivo la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria(FSA) ha aumentado su control obligando a declarar en el etiquetado de los alimentos su contenido mediante el aviso “Puede tener efectos negativos sobre la actividad y atención de los niños”.

A medida que aumenta la dosis ingerida los efectos son más visibles, incitando la liberación de histamina en el organismo. Esto puede desencadenar distintos problemas de alergia, asma y enfermedades autoinmunes acompañadas de problemas de piel, eczemas y urticaria. También es probable que modifique el ciclo normal del sueño provocando insomnio.

Aunque en Estados Unidos y en la Unión Europea está permitido su uso en otros países como Australia se han restringido los usos alimentarios, es decir, que para este fin en Australia está prohibido como bien indican las publicaciones de El Confidencial y el Departamento de Salud del Gobierno de Australia. Pero tal y como indica la publicación del TGA la prohibición solo atañe a la ingestión oral pudiéndose utilizar para otros productos como barra de labios y cremas solares ya que su absorción por la piel es escasa o nula.

Contraindicaciones de Tartrazina colorante

  • Alergia al ácido salicílico.
  • Uso de Auxinas.

Las personas que padecen hipersensibilidad a los azoles o al grupo azo deben evitar consumir alimentos con tartrazina.

Con el uso de auxina a + e hay que tener cuidado ya que pueden contener este colorante, produciendo alergia de la misma forma que lo haría su consumo como aditivo alimentario.

Efectos secundarios

  • Hiperactividad.
  • Asma bronquial.
  • Sarpullido.
  • Reacciones alérgicas desproporcionadas.
  • Ansiedad.
  • Trastornos del sueño (insomnio, dificultad para conciliar el sueño).
  • Rinitis.
  • Picazón.
  • Tos espasmódica.

Los efectos secundarios de tartrazina están todos relacionados con la respuesta anómala del sistema inmunitario. Al modificar el funcionamiento normal es posible ver aparecer diferentes reacciones es personas sensibles a esta sustancia, efectos desagradables que hay que tratar.

La hiperactividad infantil se ha detectado en aumento cuando se administra en combinación con benzoatos (E210-215) aunque no están descartadas otras interacciones.

Usos en la Unión Europea

La tartrazina colorante E-102 está autorizada como aditivo alimentario en la UE. En los países integrantes de la Comunidad Económica Europea puede incluirse como aditivo de productos para la ingestión oral y para la fabricación de medicamentos orales según la Directiva 72/25/CE del 12 de diciembre de 1977, existiendo varias revisiones en el Reglamento 1333/2008 del Parlamento Europeo y aplicado a partir del 20 de enero del 2010 en la que se emprende la revisión de la tartrazina E102 como aditivo comestible.

Estados Unidos

En los Estados Unidos Norteamericanos el uso de la tartrazina está regulado por 21 CFR 74.1505, 82.51 y 82.705 con una restricción posterior llamada 21 CFR 74.1505 en la que se obliga a los fabricantes de medicamentos a indicar en el etiquetado la advertencia “Este producto contiene tartrazina amarillo 5, ingrediente que puede aumentar provocar reacciones alérgicas y asma bronquial en personas con sensibilidad al E102. Aunque estos efectos secundarios en la población general son bajos o raros, las personas con hipersensibilidad a la aspirina tienen un riesgo alto”.

Alternativas al uso de tartrazina E102

tartrazina e102 y Amarillo 5

Si bien en algunos países como Australia su uso en los alimentos está prohibido en otros países puede añadirse con ciertas restricciones. Sin embargo es posible incluir otro tipo de colorantes que no dañan la salud o al menos no tienen en su haber riesgos.

Existen muchos colorantes naturales potentes y eficaces en la coloración de los alimentos como es el caso de Cúrcuma longa y los betacarotenos. Estos aditivos pueden proporcionar el mismo color amarillo sin incrementar la seguridad alimentaria.

Los colorantes naturales que sirven como alternativa a la tartrazina son:

  • Azafrán.
  • Cúrcuma.
  • Achiote.
  • Betacarotenos.

Alimentos que contienen tartrazina

En los países en los que está autorizado su uso son muchos los productos prefabricados que pueden incluirlo. La lista de alimentos con tartrazina es:

  • Dulces y postres (bollos, pasteles, caramelos, helados, gominolas, chicles, gelatinas, etc.).
  • Bebidas azucaradas y espirituosas (refrescos, bebidas isotónicas, energéticas, licores, etc.).
  • Alimentos prefabricados (patatas fritas, snacks, palomitas, etc.).
  • Salsas y condimentos (mostaza, kétchup, amarillo 5, colorante para la paella, etc.).

La mayoría de la tartrazina incluida en los alimentos es para cambiar el color gris o marrón por tonos amarillos y verdosos. Estos los hace más apetecibles visualmente y generan más ganas de comerlos.

Si deseas evitar el colorante tartrazina debes revisar la etiqueta del producto antes de comprarlo ya que deberá estar indicado tal y como hemos mencionado en este texto.

¿Es lo mismo amarillo 5 y tartrazina?

Según el fabricante que compres o la referencia bibliográfica a la que accedas vas a poder encontrar diferentes nombres para el mismo colorante químico.

Generalmente su venta se realiza con el nombre de Tartrazina, aditivo E102 o bien con el nombre de Amarillo 5, así que todas estas denominaciones hacen referencia al mismo producto (tartrazina amarillo 5).

¿Tiene consecuencias graves su consumo?

A largo plazo los problemas pueden ser graves ya que afecta a todo el organismo, su funcionamiento y la respuesta que este tiene con otros elementos como con la comida y sustancias con las que nos desenvolvemos todos los días.

La tartrazina y sus consecuencias pueden ser graves. El incremento de problemas respiratorios, estomacales así como trastornos de la piel pueden ser leves o hacerse crónicos si el consumo del aditivo se alarga en el tiempo. Los efectos en la salud son variables e incalculables ya que entran en juego factores como el estilo de vida de la persona, el uso de otras sustancias así como la propia hipersensibilidad a los azoicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *