Ácido sulfhídrico, fórmula del H2S, aplicaciones y usos sin toxicidad

El ácido sulfhídrico es un gas incoloro con olor a huevos podridos. Su fórmula tiene usos en la industria química y está presente en la descomposición de materia orgánica. Aunque se encuentra en baja cantidad en el cuerpo humano tiene propiedades necesarias y es un producto resultante de diferentes procesos metabólicos.

Qué es el ácido sulfhídrico

Este gas es conocido con diferentes nombres como sulfuro de hidrógeno, ácido hidrosulfúrico o gas de alcantarilla por su olor. Es un hidrácido, es decir, un compuesto no metálico que posee hidrógeno.

En la degradación de materia orgánica producida por bacterias es posible detectar ácido sulfhídrico. Generalmente, sin ningún tipo de instrumento de media puede olerse en baja concentración. En cambio, al aumentar es posible que para el olfato humano quede encubierto ya que cuando sube de 5ppm en el aire tiene propiedades narcotizantes, siendo estas un riesgo alto para la salud ya que impide su detección mediante el hedor.

También puede ocurrir por degradación bacteriana de materia orgánica en condiciones anaeróbicas. Así mismo se genera en refinerías de petróleo.

Propiedades

acido sulfhidrico propiedades

  • Densidad mayor que el aire, pesa más.
  • Inflamable.
  • Incoloro.
  • Odorífico. Desprende olor parecido a huevo podrido.
  • Es muy tóxico.
  • Punto de ebullición 212,86 k.
  • Sabor dulce.

A pesar de encontrarse en el organismo de forma natural como elemento que aparece en diversas funciones es tóxico en alta concentración. No obstante, desempeña funciones importantes.

Fórmula del ácido sulfhídrico y nomenclatura

También puedes encontrarlo bajo la denominación o nomenclatura de:
fórmula del ácido sulfhídrico

  • H2Saq

Dónde se encuentra de forma natural

Hay muchos lugares en los que su formación es espontánea. De manera natural es un componente del petróleo y del gas natural. También está presente en las erupciones volcánicas como gas.

En las áreas donde hay agua estancada y materia vegetal irrumpe con concentraciones variables. Según la ventilación y la cantidad de descomposición existente. Así es posible encontrar sulfhídrico ácido en pantanos inundados, lagos, desagües y pozos pero también en lugares donde se trabaja con materia orgánica y comienza a descomponerse como en barcos pesqueros o en industrias donde se fabrica el aceite de pescado o trata tanques con harina.

Usos

La aplicación del ácido está muy relacionada con el estudio de la partes de las reacciones químicas ya que permite identificar con precisión los elementos. Los usos del ácido sulfhídrico son:Estructura química del sulfuro de hidrógeno también llamado ácido sulfhídrico

  • Para analizar la composición de otros materiales y elementos.
  • Química analítica para determinar los iones inorgánicos en disolución en procesos químicos.
  • Curtiduría y tratamiento del cuero.
  • Envejecimiento de metales.

Aunque no tiene esta finalidad, algunas pinturas toman un color negro debido a su presencia. Cuando las pinturas a base de carbonato de plomo están expuestas al aire es posible que aparezca sulfuro plumboso o sulfuro de plomo II, dando un aspecto viejo y descuidado. Para evitarlo hay que aplicar peróxido de hidrógeno, también conocido como agua oxigenada.

Este punto es usado en ocasiones para dar apariencia de antigüedad a materiales nuevos. Para ello es aplicado sulfuro de sodio en bronce y cuero.

¿Pero, para qué sirve?

Es muy común como reactivo en el tratamiento de metales. El sulfhídrico sirve como ácido fuerte al disociarse cuando se mezcla con agua. Dando unas propiedades de pH inferior a 1.

¿Existe un medido o detector de ácido sulfhídrico?

Meditor detector de acido sulfhidricoHay diferentes modelos de aparatos que funcionan para evidenciar los primeros niveles de este gas venenoso.

Generalmente cuentan con una pantalla led que muestra la medición y también con alarma sonora para avisar en caso de no estar visible constantemente el display.

Con el detector de ácido sulfhídrico es posible comprobar la concentración de gas en valores pico. STEL y TWA. Aunque estos datos pueden analizarse en función del medidor.

Toxicidad

Esta es muy elevada y tan sólo hacen falta 40 ml de sulfuro de hídrogeno (sulfhídrico) en una solución acuosa para matar a un ser humano. Por lo tanto hay que tratarlo con sumo cuidado y seguir siempre las indicaciones de la hoja de seguridad y su ficha.

Para prevenir posibles riesgos es importante contar con un medidor de ácido sulfhídrico. Esto previene incluso antes de que el olor pueda ser detectado y, en caso de aparecer indicar si el nivel es peligroso para la salud humana.

La toxicidad del ácido sulfhídrico es alta, tanto cuando está presente en un líquido como en el aire. Con tan solo 2 ppm en el aire una persona normal puede detectarlo mediante el olfato. A partir de 25 ppm en el aire es mortal.

Si piensas que una persona puede estar afectada por ac. sulfhídrico debes llevarla de inmediato a un lugar fresco y ventilado y aplicar oxígeno puro mientras acude los servicios sanitarios.

A bajos niveles la exposición el ácido sulfhídrico tiene efectos:

  • Irritantes en mucosas.
  • Produce picor de garganta.
  • Provoca dificultada para respirar.
  • Induce picor de ojos.
  • Desmayo.

En personas asmáticas puede aumentar la dificultad para respirar y provocar un ataque de asma. Cuanta mayor es la dosis recibida más probabilidades hay de sufrir un desmayo y padecer secuelas graves.

Al contacto con la piel puede causar quemaduras por congelación. Así que hay que utilizar material de protección como guantes, mascarilla y gafas protectoras para manipularlo.

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook