El rejuvenecimiento facial sin cirugía cada día es más popular

Según las últimas estadísticas de la ASPS lo procedimientos no quirúrgicos realizados en Europa y Estados Unidos el año pasado son el número uno. Más de 10 millones de inyecciones en el 2014 y subiendo desde el 2012 a un ritmo imparable.

En realidad, los métodos de belleza no invasivos en comparación con el lifting facial tradicional es abrumador. Consta que estos fueron 120.000 frente a los millones de tratamientos de rejuvenecimiento facial sin cirugía.

Ahora bien. ¿Por qué hay tal aumento de popularidad? ¿Es mejor que la cirugía?

Rejuvenecimiento facial sin cirugía con inyecciones

Algunos de los motivos por los que las personas evitan la cirugía son debidos a que en los últimos años han aparecido numerosos avances en sustancias temporales. Por ejemplo, el ácido hialurónico inyectable como relleno o el Botox como relajante muscular que ayuda a suavizar las arrugas gestuales. También que hay media docena de rellenos dérmicos diferentes que los especialistas en estética pueden usar para minimizar arrugas profundas, rellenar cicatrices y aumentar labios.

La revolución en el cambio de hábitos en la cosmética y la cirugía estética viene dada porque las personas quieren tener opciones en donde elegir. Esto hace que cada individuo esté más seguro cuando elige su tratamiento para mejorar el rostro y piel de la cara. Sin duda que existan diferentes métodos es algo bueno ya que los hombres y mujeres pueden encontrar el tratamiento que mejor funciona según sus objetivos y estructura de la cara.

Por qué rejuvenecer el rostro sin cirugía

rejuvenecimiento facial sin cirugiaLos procedimientos quirúrgicos requieren de un tiempo que la mayoría de las personas no tiene. Un lifting con cirugía necesita un par de semanas de recuperación y el trabajo, los niños y los quehaceres diarios no permiten hacer una parada para embellecerse. La única opción que suele quedar para este tipo de operaciones son las vacaciones y muchas veces estas deberían servir para relajarse y no hacer una recuperación. Además existe el tema económico. El precio de un lifting facial puede suponer una cantidad de dinero importante que hace que sea inaccesible a una gran parte de la población. En cambio, el rejuvenecimiento facial sin cirugía es más económico y accesible para una inmensa mayoría. La oferta en donde elegir es amplia y en caso de no disponer de una economía holgada se pueden elegir métodos caseros.

Los procedimientos no quirúrgicos pueden introducirse en la rutina de vida normal de cualquier persona. Las inyecciones de hialurónico y los rellenos dérmicos requieren una hora de tiempo máximo. En pocos minutos puedes entrar en la clínica de estética y salir rejuvenecido, dejando atrás esas arrugas indeseables. Además los efectos se notan de inmediato y en pocos días es el aspecto final.

Algunos ejemplos son tratamientos de belleza en donde se busca rejuvenecer la piel con microdermoabrasión, peelings químicos o tecnologías con luz pulsada láser. Todos ellos son métodos que pueden contribuir a dar una armonía mayor al aspecto de tu rostro.

El motivo final para que sigan ganando terreno los tratamientos temporales es debido a que las personas no quieren algo para toda la vida. Tal vez hoy te guste pero mañana no. Además existen riegos cuando algo es permanente. El rejuvenecimiento del rostro sin cirugía es temporal, dura menos de un año y para mantenerlo sólo hace falta una sesión cada 3 o 6 meses. En muchas ocasiones es el primer paso para comprobar si realmente el resultado es satisfactorio. Después, si uno está convencido puede optar por seguir con inyectables temporales o pasar al método quirúrgico.

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *