Qué tomar para el estreñimiento, solución y remedio

El estreñimiento es un proceso que dificulta evacuar las heces del intestino. Y puede provocar ir al baño con poca regularidad o con frecuencia pero dificultando la expulsión de los excrementos.

Puede considerarse un tiempo normal hacer una deposición cada 3 días. Más a menudo es normal pero un periodo superior entra dentro de lo que consideramos estar estreñido.

Hay algunas personas que pueden evacuar todos los días y otras tienen un plazo más lento. Esto no debe preocuparte. Hacer de vientre todos los días es bueno si tu cuerpo así lo requiere. Si no, no pasa nada. No es algo que deba angustiarte u obsesionarte. Cada persona tiene un ritmo de expulsión de los desechos producidos en su organismo.

Si tienes alguna vez estreñimiento ocasional es un síntoma de algo. No es una enfermedad. Esto muestra que ha ocurrido un suceso en el aparato digestivo que causa el cambio de las rutinas de evacuación de las heces.

Existen dos tipos de estreñimiento:

  • Crónico.
  • Ocasional o esporádico.

Estreñimiento crónico

Este es el que tipo que hay que prestar atención y ponerle remedio. Hay más personas afectadas de lo que en un principio podría parecer. Entre un 15% y un 17% de la población sufre de estreñimiento crónico. Las personas que más frecuentemente lo tienen son los ancianos y las mujeres. Las causas son variadas pero algunas de ellas, las más frecuentes son el empeoramiento de la calidad y funcionamiento del intestino grueso, el deterioro del recto y ano. Las mujeres lo sufren con mucha frecuencia durante el embarazo.

estreñimientoOtra de las causas comunes para el estreñimiento crónico son las enfermedades que afectan a las glándulas endocrinas. Hay diversas patologías que pueden desencadenarlo ya que afectan al sistema endocrino. También las que interactúan directamente con el sistema nervioso central. Estas desestabilizan los impulsos hacia el intestino y el aparato digestivo. Algunas de ellas son Parkinson y esclerosis múltiple. Aunque hay más.

Cuándo existe estreñimiento crónico puedes notar que:

  • Siempre que vas al baño tienes que realizar esfuerzo. No es algo suave y notas que te cuesta defecar.
  • Las heces son demasiado duras. Incluso en ocasiones hacen daño al salir por el ano.
  • Notas como si no evacuaras por completo.
  • Sensación de tapón y como si hubiera algo que impide que puedas hacer el acto defecatorio.
  • Necesitas ayuda manual para poder evacuar.
  • Tienes menos de 3 deposiciones a la semana.

Estreñimiento ocasional

Todas las personas en algún momento pasamos por esta situación. Es muy común cuando realizas un viaje, cambias de agua o hábitos de vida. También ocurre cuando hay un cambio de horario y empiezas a comer diferente. La duración puede ser de días o semanas. Pero es algo inhabitual en tu rutina de ir al baño para defecar.

Su origen puede ser, además de lo descrito la aparición de pólipos intestinales, cambios en el intestino grueso, lesiones en el recto o incluso hemorroides.

Uso de probióticos para moviliar el intestino

Cada día es más habitual encontrar este tipo de productos para tratar los sintomas de escasez de deposiciones. Pueden aliviar y mejorar el malestar producido por el estreñimiento crónico o temporal. Se trata de un conjunto de productos que pueden ser alimentos o bien productos medicinales específicos que mejoran el crecimiento de la flora intestinal y enriquecen los procesos digestivos. Los probióticos naturales son una de las mejores formas ya que activan e incentivan el funcionamiento del propio cuerpo.

Todas aquellas personas que tienen problemas para defecar pueden tomar bífidos y algunos tipos de lactobacillus, en especial probióticos de yogures y leche fermentada.

Qué tomar para el estreñimiento

Hay que modificar algunos hábitos en la alimentación y mejorar los productos que tomamos para facilitar el tránsito intestinal y evitar el estreñimiento.

  • Comer más fibra. Hay productos naturales como la verdura y también suplementos que la contienen.
  • Aumentar la ingesta de líquidos y beber mucha más agua.
  • Añadir a la dieta verduras poco cocinas, hervidas o crudas.
  • Haz ensaladas con lechuga.
  • Tomar cereales integrales como la avena, pan.
  • Las legumbres facilitan que tengas una mayor regularidad.
  • Fruta fresca y natural. Las ciruelas son muy buenas como solución al estreñimiento.
  • Frutos secos van bien.
  • Hacer ejercicio para movilizar el intestino.
  • Laxantes.
  • Enema.

pastillas de fibraAdemás de incluir estos hábitos en tu rutina de alimentación todos los días existen otros productos que pueden ayudar contra el estreñimiento. Uno de ellos son las semillas de lino. Tienen un efecto laxante. Para facilitar su consumo puedes tomarlas con yogur o un líquido en forma de papilla.

También las naranjas provocan una evacuación más fácil y frecuente en muchas personas. Comer naranjas facilitará que defeques con mayor regularidad.

Muchas personas al poco de empezar a correr tienen la necesidad de ir urgentemente al baño. El simple movimiento del intestino puede deshacer el tapón que tienes. Las posturas erguidas y el trote suave favorecen la regularidad. Si no haces ejercicio tienes que probarlo porque es posible que sea parte de la solución. Muchas veces es tan fácil como esto en lugar de pensar qué tomar para el estreñimiento. La mayoría de las veces tienes que implementar varias cosas. Si ya haces deporte aumenta la ingesta de fibra y verduras.

Recomendaciones para evitarlo

Cada 1000 kcal que ingieras deben contener entre 10 y 15 gramos de fibra. Si los alimentos que tomas son pobres en fibra notarás como te cuesta más y es más fácil que se reproduzca de nuevo el estreñimiento. Come mucha verdura con poca preparación. La mayoría de ellas pueden tomarse hervidas con un chorrito de aceite sin nada más. Además, las ensaladas son muy buenas. Estas deben tener como ingrediente principal lechuga, mucho verde y puedes añadir algunos frutos secos, por ejemplo ciruelas. Eso sí, vigila el aporte de energía ya que la fruta y los frutos secos tienen mucha.

Además, tal y como hemos comentado hay que dejar la vida sedentaria. Si tienes estreñimiento crónico es obligado que empieces con algo suave, ejercicio moderado para forzar el movimiento intestinal y su correcta colocación.

Asimismo, debes evitar alimentos que provocan estreñimiento. Estos son el arroz blanco o hervido, té negro, los plátanos y las zanahorias. Hay muchos más pero en general, estos son muy comunes en la alimentación.

El uso de laxantes puede provocar adicción. Cuanto más los uses más acostumbras al cuerpo a tener este estímulo para poder defecar. Vienen bien y funcionan en ocasiones esporádicas pero trata de evitarlos lo más posible. Sustitúyelos poco a poco por las soluciones para el estreñimiento que hemos dado y así, acostumbrarás a tus intestinos a tener los reflejos naturales de evacuación de las heces.

Ancianos

El estreñimiento en ancianos es diferente porque tiene causas degenerativas. Muchas veces neuronales y hay que realizar un tratamiento alternativo. La degradación de las funciones del cerebro puede cambiar el funcionamiento epitelial y empeorar el movimiento de los intestinos. Esto sumado al decaimiento de la musculatura por la edad que dificultan las contracciones naturales del recto.

También influye la dieta. Muchas veces las personas mayores comen mal debido a que tienen dificultad para cocinar o simplemente no les apetece. Se mueven poco y están de pie un periodo mínimo. Toman múltiples medicaciones que pueden tener estos efectos secundarios. Es importante que ponga el tratamiento un médico ya que podría tener diferentes causas.

Solución

Algunos productos que provocan la desaparición del estreñimiento son naturales y otros pueden ser laxantes químicos o suplementos dietéticos. Lo importante es que en el caso de utilizar laxantes lo hagas durante poco tiempo para mejorar la respuesta natural del organismo. Existe la posibilidad de utilizar un enema pero es mejor tomar suplementos de fibra. En los casos de estreñimiento severo es posible que lo necesites puntulamente. Aunque tienes que tratar de mejorar la ingesta de alimentos y seguir los consejos y recomendaciones que hemos dado. Recuerda que es muy fácil acostumbrar el aparato excretor a recibir estímulos de los métodos artificiales.

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *