Postoperatorio rinoplastia y recuperación día a día

La rinoplastia modifica y corrige problemas estéticos del rostro. Muchos de ellos están focalizados en la nariz y muchas de las dudas y preguntas que tienen las personas que desean mejorar su aspecto son sobre el postoperatorio y la recuperación.

Estos son parte de la cirugía y es de vital importancia conocer todos los detalles antes y después de la intervención. Es bueno porque estás preparada para el periodo durante el cual no puedes realizar ejercicio físico, debes descansar y estar de baja laboral durante unos días. Así que hay un cambio importante en las rutinas.

Al igual que sucede con toda las operaciones de cirugía estética, la rinoplastia tiene que evaluarse por su técnica. Esta es la forma en la que se realiza y la que ofrece realmente los resultados. Según las necesidades puede hacerse de un tipo u otro y el postoperatorio de una rinoplastia abierta es diferente de una cerrada.

Cómo mejorar el postoperatorio de rinoplastia

Las primeras 2 semanas hay que evitar el esfuerzo físico, deporte y actividades intensas.

Hay que dormir boca arriba para no deformar la forma llevada a cabo durante la intervención. Los primeros días los cartílagos y ternillas no han solidificado y podrían desplazarse con facilidad. Por lo tanto, ten cuidado para no hacerte daño.

En este plazo es mejor no sonarse la nariz. El movimiento realizado puede alterar la correcta curación de la remodelación del tabique y zonas tocadas en la cirugía. Además es muy fácil que provoque nuevo sangrado.

Debes seguir la medicación que el cirujano te ha recetado. Esta es eficaz para reducir la inflamación y mejorar la congestión nasal. Esta es bastante intensa los días posteriores. El paciente notará molestia aguda. Además, la incapacidad para poder respirar por la nariz es incómoda. También existirá dolor que, al igual que el resto de los síntomas del postoperatorio irán reduciéndose en el plazo de la primera semana.

Tiempo de recuperación de una rinoplastia

rinoplastia recuperacionLos plazos que se indican aunque son bastante estándar hay que tomarlos como lo que son, medias generales. Estos pueden variar día a día de un paciente a otro. Las intervenciones estéticas como es la rinoplastia pueden prolongar el plazo de recuperación o ser ligeramente inferior. Debes tener en cuenta las posibles complicaciones y la magnitud de la cirugía. En una intervención menor todo es relativamente más sencillo.

Por ejemplo, cuando hay una rinoplastia que cambia la forma de la punta de la nariz es mucho más sencilla y poco invasiva que si la comparamos con una rinoplastia abierta que modifica el tabique nasal desviado. Por lo tanto, los plazos de recuperación y su duración serán sensiblemente diferentes.

También hay que tener en cuenta que cada persona de por si tiene un funcionamiento diferente. El cuerpo de cada paciente marca sus propios tiempos después de una operación.

Tipos de cirugías para rinoplastia

  • Rinoplastia cerrada: es la que visualmente es menos impactante ya que el cirujano accede al tabique y cartílago nasal mediante los orificios de la nariz. Toda la modificación es realizada mediante esta técnica que evita la aparición de cicatrices ya que no hay incisiones externas. La recuperación es sin heridas visibles.
  • Rinoplastia abierta: necesita realizar una incisión en la columela de la nariz para poder acceder al tabique nasal, hueso y los cartílagos. Generalmente este procedimiento es utilizado para solucionar algunas anomalías de mayor grado ya que con esta técnica hay un acceso mejor de las partes de la nariz.

rinoplastia postoperatorioHay que decir que la utilización de uno de estos dos tipos de cirugía no la elige el paciente sino el cirujano que es quien llevará a cabo la remodelación de nariz.

Una vez que está clara la forma de la operación es cuando hay que planificar el post-operatorio y la recuperación de la cirugía. El paciente tiene que conocer los detalles para poder organizar su vida diaria y posponer algunas actividades para después de la recuperación.

Después de la cirugía el paciente comienza a salir de los efectos de la anestesia. Durante este periodo puede existir algo de confusión y malestar, por lo que en muchos casos es recomendable el ingreso durante 1 día en la clínica. Así hay una mayor comodidad y seguridad en las horas posteriores. La evaluación es mucho más práctica y controlada y puede certificarse que no hay infecciones o efectos adversos.

Los dos primeros días es habitual que aparezcan pequeños sangrados. Para mejorar la higiene se coloca una gasa pequeña en los orificios nasales que impide el goteo de la sangre. Además también protege de los pequeños golpes y rozaduras que pueden resultar muy dolorosas en este periodo. Siempre que hay sangrado hay que cambiar con regularidad la gasa para que no se produzcan infecciones. Una vez que cesa de sangrar la nariz la gasa puede quitarse.

En algunas ocasiones puede producirse de modo más habitual o constante. En estos casos hay que acudir al médico para que evalúe el caso, corte la hemorragia y realice una supervisión de las condiciones de la recuperación.

Después de la cirugía, para mejorar el proceso de recuperación el paciente debe llevar una pequeña escayola o máscara durante las primeras semanas. Dependiendo del tipo de procedimiento, si es una rinoplastia abierta o cerrada el tiempo de recuperación varía. También, según las modificaciones nasales realizadas el tiempo para recuperarse por compleno es variable..

Estos accesorios del postoperatorio son una pieza fundamental para que te recuperes correctamente y puedes trabajar con ella. Esto sucede después de 6 o 7 días.

Así que la rinoplastia es una operación quirúrgica con 1 semana de reposo en la que debes descansar y evitar las actividades laborales y cotidianas. Si se cumple este plazo que es relativamente corto hay una recuperación rápida y la segunda semana es mucho más productiva con la vuelta a la normalidad.

En el siguiente video puedes ver los detalles sobre la recuperación de la rinoplastia:

Opiniones sobre rinoplastia

Las personas que pasan por una rinoplastia recomiendan esta intervención ya que el cambio es profundo y satisfactorio. La cirugía estética tiene beneficios sobre el aspecto del rostro del paciente y cuando las pautas del post-operatorio son llevadas a cabo hay una recuperación rápida y con éxito. Los síntomas y molestias del día a día son mucho menores y al final hacen que la intervención tenga merezca la pena.

Una cirugía estética que soluciona el aspecto de una parte del cuerpo y elimina un complejo o algo que desagrada a la persona tiene que tomarse en consideración ya que mejora la calidad de vida. Conseguir resultados satisfactorios es muy importante aunque haya que gastar algo de dinero.

Busca opiniones favorables de un cirujano plástico y acude al que mayor confianza y seguridad te dé. Que sientas que puedes explicarle los resultados que quieres, los objetivos y los motivos que te llevan a escoger una rinoplastia. El cirujano por su parte debe exponer la técnica que va a utilizar y cómo será todo el proceso.

Después de la consulta inicial, en la que te parece bien todo lo expresado, fijarás una fecha para el día de la intervención y una posterior para evaluar la recuperación, si todo va según lo esperado y evolucionas favorablemente. Es en este momento cuando pueden detectarse la conveniencia de una intervención para corregir pequeños defectos o alargar el tratamiento para que tengas una recuperación mejor.

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *