Peeling químico, beneficios y resultados del tratamiento

El peeling químico es un tratamiento de belleza que consiste en realizar una exfoliación de las capas superficiales de la piel con un agente químico. Estos, según su acidez actúan a mayor o menor profundidad en la epidermis generando un efecto dominó para renovar las células muertas del cutis, manchas de edad, producidas por el sol así como pequeñas arrugas faciales y corporales.

Hoy en día existen diferentes tipos de peeling químico así como sustancias diversas con las que se aplica. Dependiendo del tipo de efecto buscado puede utilizarse un ácido más potente o en cambio usar uno mucho más suave como por ejemplo retinol, que es de acción diaria. Otras sustancias, en cambio, sólo deben usarse muy de vez en cuando ya que tienen un gran poder para exfoliar la piel y eliminar del rostro la piel muerta.

A continuación explicamos algunos de los peelings más comunes.

Tipos de peeling químico

Las mayores diferencias son la profundidad de la exfoliación sobre las capas superiores de la piel y la zona en donde se aplica. Así, podemos encontrar diferentes tipos de peeling químicos.

  • Facial
  • Corporal
  • Profundo
  • Superficial
  • Profesional
  • Casero

Cuando se realiza sobre la cara o cutis se llama peeling facial y cuando es para alguna zona del cuerpo, como pueden ser los brazos para eliminar alguna mancha, o en la zona del adomen o glúteos para mejorar el aspecto de la piel recibe el nombre de peeling corporal.

Siempre que se aplica hay que tener en cuenta la profundidad en la que actúa el químico usado. Es muy importante ser consciente que este tratamiento de belleza es agresivo, es decir, que hay que tener mucho cuidado y saber lo que se hace ya que puede derivar en serias quemaduras. Por contra, dado su gran poder de acción puede reportar unos beneficios enormes. En unos días la piel es renovada y adquiere un color mucho más saludable y uniforme. También es notable una mayor suavidad.

Superficial

No llega a dañar la epidermis o capa superior de la piel. Es un tratamiento muy ligero que actúa poco a poco. Generalmente es utilizado con cremas que llevan algún tipo de ácido rebajado para que pueda aplicarse a diario. Actúa tonificando el color de la piel y aportando mayor suavidad con el paso del tiempo. Suele requerir constancia ya que hay que introducirlo en la rutina diaria de belleza.

Medio

Alcanza la epidermis y aquí podemos decir que hay una incidencia evidente. Se realiza una exfoliación química media, es decir, hay capas superficiales de la piel de la cara que son renovadas cuando es facial y del cuerpo cuando es en otra zona. Es conveniente dejar descansar la piel unas semanas para que pueda regenerar los tejidos afectados.

Profundo

peeling quimico profundoDependiendo del tipo de ácido usado el peeling químico profundo puede reportar grandes beneficios sobre la salud de la piel. Algunos de los ácidos y sustancias usadas son ácidos beta-hidroxi, tricloroacético, fenol y glicólico.

Hay que mencionar que a media que penetra en la piel produce una abrasión mayor y, por tanto, el tiempo de recuperación de los tejidos afectados aumenta. Así, algunas diferencias entre un peeling químico facial profundo y uno superficial es que este último tiene mayores beneficios, más evidentes. Puede traducirse en eliminación de manchas en la cara y uniformidad del color de la piel. En cambio, al tener una mayor abrasión también tiene más riesgos.

El plazo de seguridad de un tratamiento de belleza con peeling químico debe ser mayor a media que aumenta su grado de penetración.

Independientemente de la profundidad realizada, pueden realizarse en un centro de belleza o en casa y siempre hay que tener en cuenta el tiempo de aplicación sobre la piel. Esto es muy importante.

No hay que sobrepasar nunca el tiempo y hay que seguir las recomendaciones de uso, cantidad y concentraciones. Obviar esto podría producir quemaduras químicas severas.

Una de las mejores recomendaciones es hacer el primero poco a poco, en menor grado. Si no hay reacciones adversas la próxima vez realizarlo según las indicaciones. Tanto para el peeling casero como el profesional hay que tener en cuenta otros factores como es el tipo de piel y los tratamientos realizados recientemente. Además debe considerarse el estilo de vida de la persona para contemplar la conveniencia del mismo.

Diferencias entre peeling casero y profesional

Generalmente, el peeling casero no llega producir un daño tan profundo como el realizado por un profesional en una clínica de estética. Esto es debido a las diferentes técnicas así como al control de los productos, por lo tanto, el profesional tiene unos efectos más notables y duraderos. Esto es posible gracias a que hay un mayor control sobre la técnica y los productos.

No obstante, afirmar esto es generalizar ya que podrían utilizarse concentraciones altas de ácidos y producir un mayor impacto. En cualquier caso, si quieres unos efectos profundos debido a que tienes el cutis con bastantes machas o quieres quitar conseguir un tono facial uniforme es recomendable que lo realice un profesional. El peeling casero es recomendable hacerlo suave siempre. Con esto evitas posibles efectos secundarios.

A quién está dirigido

Los individuos más adecuados para pasar por un tratamiento de belleza de este tipo son aquellas personas que quieren eliminar manchas en la piel producidas por el sol o la edad, pigmentación antiestética o eliminar pequeñas arrugas gestuales. Asimismo, el peeling químico está indicado para eliminar acné, cicatrices, poros abiertos… Esta técnica puede usarse durante todo el año en cualquier parte del cuerpo siempre teniendo en cuenta que hay que tomar medidas de seguridad cuando se trabaja con abrasivos químicos en la epidermis.

Beneficios del peeling químico

Peeling químico, beneficios y resultadosTanto el peeling químico casero como el profesional aportan regeneración de la piel con un aspecto más juvenil, coloración más clara y textura uniforme con menos imperfecciones que las zonas no tratadas. Un breve resumen de los beneficios es:

  • Mejora la piel de cualquier lugar en donde se aplica.
  • Coloración uniforme.
  • Poros limpios y más pequeños.
  • El tratamiento dura menos de una hora.
  • Indoloro.
  • Ambulatorio, sin ingreso.
  • Puede realizarse en centros de estética o en casa.

Contraindicaciones

Las personas con piel morena tienen que tener cuidado al realizar este tratamiento ya que las exfoliaciones químicas provocan que las nuevas capas de piel muestren una tonalidad más clara, lo que puede ocasionar un tono diferente al actual.

Puede aparecer mayor sensibilidad en la zona tratada durante unos días, rojeces e irritación. Todas las personas que pasan por una exfoliación química tienen un período de tiempo en el que la piel comienza a regenerarse. Cuanto mayor es la profundidad del peeling químico mayor es el tiempo de recuperación y más fácil es sufrir algún efecto adverso.

En todos los tipos hay que cumplir las normas básicas de tiempo y mezclas adecuadas. Una mayor exposición o una mezcla incorrecta de los productos químicos puede derivar en importantes quemaduras y cicatrices.

Si se han realizado tratamientos estéticos recientes en la misma porción de piel es recomendable consultar antes con el médico.

Después del peeling químico

Al finalizar el tratamiento la piel es mucho más sensible y frágil debido a la exfoliación de las capas superiores. Es esencial proporcionar hidratación y evitar la exposición al sol durante los primeros días.

Las recomendaciones para obtener con el peeling químico resultados buenos son:

  • Evitar el maquillaje el mismo día para que la piel esté limpia y respire.
  • No usar cremas y colonias con alcohol ya que pueden producir irritación.
  • No usar saunas o actividades físicas en las que se produzca un exceso de sudoración durante la primera semana.
  • Usar protector solar 50+.

¿Cuál es el precio del peeling químico?

Una sesión cuesta unos 130 euros. Dependiendo del tipo de tratamiento así como de la profundidad deberás asistir para más de una consulta. Si piensas en un centro estético lo mejor es que ellos mismos te digan cuántas sesiones vas a necesitar.

En la primera visita el especialista en estética te dice los mejores tratamientos para el tipo de piel que tienes. También te aconseja sobre cuáles de ellos son los mejores para lograr los resultados que quieres así como la conveniencia de todos ellos.

Debido a las diferencias notables entre el cutis y la piel de las personas, los beneficios que obtienes con el tratamiento pueden variar. No obstante, siempre se consigue un tono más uniforme, una textura más suave, delicada y un difuminado de las arrugas de expresión. Además funciona muy bien para los poros dilatados.

Con unas simples pautas y dejando descansar la piel durante unos días los resultados son más que evidentes. Si tienes dudas, puedes consultar a un profesional para que dirija de la mejor forma posible tu tratamiento de belleza a base de peeling.

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

2 Respuestas

  1. patricia dice:

    Buenas tardes. Cada cuánto se hace el peeling?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *