Lipoescultura, información, precios y resultados

La lipoescultura es procedimiento estético para eliminar grasa localizada del cuerpo humano. Es utilizada para deshacer la molesta grasa abdominal, quitar la acumulación de tejido adiposo en las cartucheras y reafirmar las nalgas. Es capaz de realzar la musculatura debido a que permite que entre la piel y el músculo dejen de existir obstáculos.

Este proceso de cirugía estética está indicado tanto para mujeres como hombres. Ambos sexos pueden beneficiarse de la técnica para esculpir la fisionomía de piernas y brazos, pero también otras partes como puede ser el pecho o las caderas. Además tiene un precio ligeramente inferior a la liposucción.

¿Cómo es una lipoescultura?

Realmente es un proceso sencillo aunque conviene que lo realice un profesional con experiencia. Este debe marcar claramente cómo es el proceso entero y los resultados que puedes conseguir.

La persona que por primera vez acude a la lipoescultura no suele tener muy claro las diferencias con otros métodos como es la liposucción. Así que vamos a explicar cómo es una lipoescultura, cuánto tiempo dura el proceso, si hay postoperatorio y recuperación y a continuación explicamos que ventajas y desventajas tiene. También vamos a comentar y dar nuestra opinión sobre las alternativas reales para perder peso y reducir grasa localizada.

Lo primero es acudir a una clínica de estética. Allí nos atenderán y explicarán claramente el proceso que necesitamos según nuestras expectativas. Hay personas que quieren quitarse unos centímetros de abdomen y otras, en cambio, notan como sus nalgas tienen un volumen inadecuado. Por esto es importante recalcar que cada persona tendrá unos resultados diferentes y un postoperatorio distinto. Si esculpes tu figura en una parte u otra tendrás molestias en unos lugares u otros.

Una vez que hemos hablado con el especialista concertará una cita para realizar todo el proceso.

El día de la lipoescultura, tumbada o tumbado en una camilla, se procederá mediante una cánula a realizar la extracción de la grasa. El proceso es mediante succión mecánica. Esto significa que para realizar todo el proceso el extremo tienen que estar conectado a una bomba de presión negativa que aspirará los cúmulos de grasa de la zona que nos incomoda. Es algo similar a la liposucción y es un método de raspado de tejido adiposo.

Aunque hemos comentado que es sencillo, necesita tiempo para realizarse correctamente. El proceso de extracción de grasa corporal es manual y requiere entre 2 y 4 horas hasta su finalización. Depende de la cantidad de tejido adiposo que quieres eliminar, así como los objetivos que tienes en mente habrá que dedicar más o menos tiempo para escupir tu figura. También influye el grosor que cubre las caderas, la pared abdominal o cualquier parte esculpida.

¿Duele?

Todo el tiempo que dura la lipoescultura tendrás la zona adormecida. La cánula que se introduce bajo la piel inyecta una solución salina y anestésica que hace que no sientas nada. Puedes percibir cómo se realiza pero en ningún momento sientes dolor.

La solución salina tiene como objetivo alcanzar el material graso, despegarlo de la piel y deshacerlo. Así es mucho más sencillo poder succionarlo sin romper tantos tejidos conectados a la epidermis. Además, gracias al anestésico las posibles molestias son bloqueadas así que tendrás una sensación extraña porque están manipulando tu cuerpo pero a la vez no sientes nada. Y sabes que después tendrás una figura mejor.

Antes de una lipoescultura

Para realizar correctamente todo el proceso hay que marcas las zonas donde el cirujano trabajará. Estas son las acordadas en la consulta previa. Las que son de tu interés y las modificaciones que te van a ir mejor. En realidad este es el primer paso de una lipoescultura. Realizadas las marcas con un rotulador será mucho más fácil guiarse luego, cuando se está produciendo la extracción del tejido graso.

Algunas personas, debido a que sienten aprensión o son muy nerviosas pueden tomar un relajante muscular para tener toda la zona abdominal o la del tratamiento relajada. Así evitas que el músculo esté contraído y es mucho más sencillo trabajar la silueta. No obstante, ten en cuenta que esto lo tienes que hablar con quien te realizará la lipoescultura. Si lo ve conveniente te hará la recomendación pero no tomes nada por tu cuenta. En el proceso habrá anestesia y podría interactuar y potencia algunos medicamentos. Así que comenta tus dudas y si tomas alguna medicación.

Una vez que está todo claro y las zonas marcadas, empezaría el proceso de succión que ya hemos explicado para reducir grasa localizada. Con este método puedes reducir varios centímetros pero recuerda, no es un tratamiento para adelgazar, sino para esculpir la figura. Puedes resaltar las abdominales, los glúteos y comprimir las caderas pero no tendrás una pérdida de peso general. Para ello debes acudir a otros métodos y dietas de adelgazamiento.

Antes de finalizar la lipoescultura hay una revisión para comprobar que todo el tejido graso ha sido eliminado. Se toca y palpa para verificar que tiene un aspecto liso y uniforme. Justo lo que deseabas. Si es necesario sacar un poco más, como todavía estás en la camilla con la zona adormecida la cánula hará el resto.

Después de la lipoescultura

lipoescultura antes despues

Cuando todo ha terminado tienes que llevar un vendaje compresor o una maya de sujeción. Es similar a una faja y su función es la de comprimir la piel hacia el tejido que ha sido despegado. Como hay varios centímetros que han sido eliminados es necesario llevarla durante unos 10 días aproximados. Así, tu silueta será mucho mejor y le dará a tu piel un aspecto de firmeza y tersura mayor.

Una vez que tienes puesto el vendaje compresor puedes irte a casa. En este momento continuarás con el área entumecida y puedes empezar a notar cómo se hincha. Esto es algo normal debido a la manipulación de la cánula. A medida que pasen las horas notarás algunas molestias porque el efecto de la anestesia pasará.

Recuperación

Las horas inmediatamente posteriores es normal que aparezca malestar. Las molestias en el abdomen, las nalgas, cartucheras o el área en donde te han manipulado estará dolorida e inflamada. Los tejidos han sido dañados y ahora comienza el proceso de recuperación.

En este momento puedes tener molestias leves o moderadas. Lo normal es aliviarlos con analgésicos orales que serán recetados y recomendados por el cirujano. La gran mayoría de casos tienen más que suficiente con esto para sentirse mejor.

Durante las primeras 24 horas lo mejor es que no hagas nada. Simplemente estar en casa relajándote y descansando. Después de 48 horas ya puedes retomar la rutina diaria, volver al trabajo y seguir con el día a día.

Los dos días posteriores a la lipoescultura todavía queda algo de líquido en tu cuerpo. Este tiene que salir por unos pequeños orificios, a modo de drenaje que han sido dejados en tu cuerpo. Están colocados estratégicamente en tu piel para que drene parte de la solución salina que haya podido quedar. Es poca cantidad pero es necesario para que haya un proceso natural de curación. Además, los líquidos que produce el organismo de las posibles heridas pueden evacuarse y sanar.

Para dormir deberá cubrir el colchón. Puedes mancharlo mientras duermes así que debes taparlo con una funda absorbente o algo similar. Aunque llevarás unos apósitos o gasas para absorber el líquido del drenaje como son muchas horas es posible que durante la noche parte salga al exterior. Con la funda complementas la higiene en el proceso de curación de la lipoescultura.

Los apósitos hay que cambiarlos diariamente durante el tiempo que lleves el drenaje.

Pasados 7 días vuelves a la normalidad. En el caso de que hubieran aparecido hematomas estos permanecerán durante dos o tres semanas y poco a poco irán despareciendo.

Diferencias entre lipoescultura y liposucción

Las dos técnicas parten de la misma premisa. Extraer tejido adiposo mediante raspado o introducción de una cánula bajo la superficie de la piel.

La diferencia entre lipoescultura y liposucción consiste en que la primera es un proceso para extraer una mayor cantidad de grasa. Es más agresivo y esto hace que la recuperación sea algo más dolorosa y prolongada. En cambio, la lipoescultura es más delicada.

En este sentido, podríamos decir que la finalidad de la lipoescultura es corregir las posibles imperfecciones después de una liposucción. Pero también sirve para las personas que no han pasado por ella. La cuestión es que reduce centímetros de tejido adiposo en menor cantidad pero es capaz de alcanzar zonas que otros métodos no pueden. Podríamos decir que es la hermana pequeña de la liposucción.

¿Merece la pena una lipoescultura?

lipoescultura abdomenHay diferentes motivos y cada persona puede encontrar razones distintas, pero la más común es el deseo de eliminar depósitos de grasa que afean el aspecto de la persona.

En ocasiones, a pesar de llevar una rutina de ejercicio diario y seguir una dieta estricta hay zonas del organismo que acumulan grasa porque están programadas para ello. La lipoescultura funciona para las situaciones en las que por mucha dieta que se haga es imposible reducir los michelines o rebajar la capa de tejido graso que incomoda y hace que, estéticamente, quieras verte mejor.

Vientre hinchado, caderas grandes, nalgas con exceso de tamaño. Hay infinidad de motivos al igual que individuos. La única persona que tiene las razones correctas eres tú. Déjate guiar por tus pensamientos y por el consejo del especialista para lograr reducir varias tallas y mejorar tu vida.

Pero recuerda

Es un método para reducir y no para perder peso.

¿Cuánta grasa puedo perder?

La eliminación de 5 litros está considerado como el límite máximo en una sola sesión. No obstante, en aquellas personas que tienen un mayor sobrepeso puede realizarse varias sesiones repartidas a lo largo de varios días. Así que podrían ser 6, 8, 10… depende de cada caso.

Lo normal es deshacerte de 3 a 4 litros de grasa corporal en una única sesión. Después de que hayas podido comprobar sus resultados reales y saques tus propias opiniones puedes decidir si quieres hacértela de nuevo para mejorar otras partes del cuerpo.

¿Cuál es el resultado?

Los mejores resultados de lipoescultura son cuando existe grasa localizada en exceso y ciertas áreas con grasa desequilibrada. Algunas mujeres acumulan en las cartucheras pero no en el resto del cuerpo. Algunos hombres en el bajo vientre mientras que tienen el pecho firme, los bíceps marcados y la estructura física delgada. Para estos casos de desequilibrio, el procedimiento puede desarrollar resultados óptimos.

lipoescultura resultadosAsimismo hay que mencionar que, aunque el procedimiento saca del cuerpo la grasa que sobra, si no existe una musculatura bien formada cuando esta es extraída los músculos no se marcarán. La tableta de abdominales se consigue tras esfuerzo diario, repetición de ejercicios y dieta equilibrada. Luego, si es necesario, una lipoescultura puede hacer que se marquen como se merecen. E igualmente sucede con el resto del organismo. Si tienes unos glúteos fuertes y robustos, eliminar lo que le sobra hará que el resultado sea respingón y como lo deseas.

Respecto a la lipoescultura y sus resultados para eliminar grasa y perder peso es variable como ya hemos indicado. No hay una cifra exacta pero oscila sobre 2 o 3 kilos. Depende en gran medida del individuo y la forma del cuerpo. No obstante, al finalizar el proceso y pasar algo de tiempo el resultado es evidente. Hay una mejora ostensible y puedes ver el cuerpo más apretado.

¿En cuánto tiempo hay resultados con lipoescultura?

Después de 48 horas puedes observar una mejora evidente. No obstante, tienes que esperar un mes para que los resultados de la lipoescultura sean aproximados. Después de este periodo de tiempo, a los tres meses es cuando realmente puedes ver el resultado final. La explicación a esto es que después de eliminar la grasa localizada puede aparecer algo de hinchazón y es en estas fechas cuando desaparece por completo. Además, la parte de los tejidos internos tienen que realizar el proceso de curación y acoplarse a la piel. Esto permite que se fijen todos los tejidos como si fueran uno solo y se marquen las fibras musculares.

Con la lipoescultura de piernas es posible que exista un periodo más largo. Algunas personas sienten las piernas y tobillos hinchados durante seis meses. El abdomen, en algunos casos, también tarda un tiempo parecido. No obstante, estos son plazos aproximados y a media que pasan los días puedes notar como mejoras.

En todos los casos a partir del segundo mes empieza una evolución continua.

¿Es posible que cuelgue piel?

Las personas deportistas y con buena musculatura son las que tendrán mejores resultados con lipoescultura. Al retirar la pared de grasa la piel queda más tersa y apretada en los músculos. Si estás en buena forma no tendrás problemas. Si no es así quizás sea conveniente realizar ejercicio unos meses antes.

En el caso de las personas mayores de 50 años puede suceder algo similar. Los candidatos ideales son individuos menores de 50 años. Así se consiguen los mayores beneficios dermo estéticos.

A pesar de esto, en algunos casos puede detectarse piel flácida debido a la eliminación de parte del tejido. Cuanto esto sucede puede realizarse una cirugía para disminuir los pliegues de piel. Generalmente esto es evitado calculando el máximo de grasa que puede extraerse en una sesión según las características de la persona. Por eso decíamos que el número de litros o la pérdida de kilos es relativa a cada caso en concreto.

Lipoescultura riesgos

  • Infección: aunque rara es posible que exista. Está será solventada con la administración de antibióticos y en algunos casos mediante aspiración o drenaje.
  • Alergia: a la anestesia utilizada durante el procedimiento. En caso de notar cualquier tipo de reacción o alergia, granos, rojeces, hay que acudir al médico.
  • Hematomas: en las zonas manipuladas.
  • Descamación: en algunas personas aunque es algo muy raro.
  • Trombosis venosa: es un riesgo que puede aparecer en todas las cirugías. Con los procesos modernos es raro que aparezca un coágulo de sangre pero hay que tenerlo en cuenta.
  • Algunas complicaciones como perforaciones de vísceras o desequilibrio de líquidos pueden darse cuando se realizan liposucciones profundas. Para evitar riesgos innecesarios siempre hay que realizarlas en hospitales debidamente preparados.

Es importante tener presente esta información para ser realistas con los resultados y no crear falsas expectativas. Aunque es un método muy eficaz y que realmente tiene importantes cambios sobre la fisionomía de la persona, mejora su aspecto y le da confianza, siempre hay que tener en cuenta los posibles riesgos.

¿Cuál es el precio de la lipoescultura?

Según el tipo de técnica que se realice así como la zona pueden variar los costes. Hay zonas que tienen diferencias evidentes como es el abdomen o las nalgas, así que para conocer cuánto cuesta es necesario saber estos aspectos antes. Sin embargo, podemos decir que los precios oscilan entre 1.000 y 3.000 euros. Pero ten en cuenta que esto es aproximado y hasta que el especialista no te vea es difícil indicar una cifra exacta. Pero si quieres hacerte una idea y conocer la lista completa de lipoescultura y su precio puedes hacerlo.

Si quieres saber más, te animamos a que consultes con un especialista en lipoescultura.


Referencias
* Marco Gasparotti, Luiz Sérgio Toledo Springer-Verlag, Carson M. Lewis. Superficial liposculpture: manual of technique. 1993.
* Drs. Jr. and Kim, William R. Cook, K. Cook. Manual of Tumescent Liposculpture and Laser Cosmetic Surgery. 1999.
* Gardner, DJ& O’Rahilly, E& Gray, R, Anatomy: A Regional Study of Human Structure, 1969.

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *