Lipectomía para reducir flacidez abdominal

La lipectomía es un procedimiento de cirugía estética que consiste en reducir el exceso de grasa y piel abdominal. También recorta el sobrante que puede existir en la cadera y espalda de la persona haciendo la cintura y vientre más estrecho y firme.

Conocida como abdominoplastia y operación para reducir abdomen mejora la calidad de vida de las personas que han disminuido su volumen en un porcentaje muy alto y en mujeres después de varios embarazos.

Como consecuencia de perder mucho peso queda flacidez abdominal y mucha piel sobrante que incomoda y hace difícil el día a día. Es entonces cuando es necesario realizar este proceso quirúrgico.

También se plantean otras posibles causas por las que se hace necesario llevar a cabo la reparación de los tejidos flácidos del estómago.

Cómo es una lipectomía

Es necesario realizar una incisión para poder extirpar la piel sobrante y los tejidos grasos. Generalmente se realiza justo encima de la línea del pubis y llega hasta los extremos de la cadera. Este paso está influenciado directamente por el exceso de piel, o de tejido adiposo de la persona. Cuanto más extensa sea la zona mayor deberá ser la incisión para corregir el aspecto del abdomen.

La duración de la intervención es de 3 horas aproximadas. En función de la dificultad y de si hay que realizar diferente procesos el tiempo puede variar.

En la lipectomía también se puede realizar un corset o plicatura abdominal para reforzar los músculos de la pared abdominal y las interconexiones con las fibras colindantes. Esto hace posible estrechar la cintura y formar una estructura de vientre plano con mayor seguridad.

Para quién está indicada

Para aquellas personas que tienen flacidez abdominal y quieren reducir abdomen. Tanto hombres como mujeres pueden beneficiarse de esta técnica quirúrgica. Algunas mujeres después de sucesivos embarazos notan como la pared abdominal deja de estar firme y sin fuerza, en otros casos es debido a la pérdida de mucho peso o después de una cirugía gástrica.

lipectomia abdominalHay que constatar que siempre es recomendable, antes de recurrir a la cirugía realizar ejercicio físico y dieta para comprobar cómo responde el organismo. En los casos en los que no hay una disminución del exceso de tejidos abdominales, o en su defecto es muy inferior al deseado puede considerarse realizarla.

La lipectomía busca corregir la debilidad de la musculatura abdominal, eliminar el exceso de piel y grasa del abdomen. Las personas con sobrepeso que buscan un remedio para perder peso o tratar la obesidad deben acceder a otros procedimientos como puede ser el balón gástrico o cirugías alternativas. En cambio, aquellas que ya han mejorado su peso son candidatos ideales.

Esta es una cirugía para reducir la flacidez abdominal.

Postoperatorio de lipectomía

Después de la operación, es necesario permanecer ingresado un par de días. A partir del tercer día hay que seguir el postoperatorio en casa.

Es necesario llevar una faja durante un mes. Esta sujeta toda la musculatura del core o zona central de cuerpo humano y mejora los resultados de reducir la flacidez abdominal. Ayuda a que los tejidos queden fijos y bien sujetos.

El tiempo de reposo es de 3 a 4 semanas. Ciertas personas tienen una recuperación más pronta y en 2 semanas pueden volver a sus quehaceres diarios pero en general, se considera un plazo de un mes como aconsejable.

Asimismo es necesario llevar una dieta equilibrada y comenzar a realizar ejercicio físico moderado a largo plazo. Algo que hará que los resultados de la lipectomía sean para siempre.

Después de una lipectomía abdominal tendrás una cicatriz grande. Esta puede ser ocultada cuando llevas ropa pero al desnudarte será muy visible. A ciertas personas les causa desagrado e incomodidad. Así que antes de realizártela deberás considerarlo.

Una vez superado el primer mes puedes empezar a realizar ejercicio y volver a tu actividad completa y normal.

¿Funciona para la flacidez abdominal?

Precisamente este es el procedimiento quirúrgico indicado para eliminar la flacidez abdominal. Como la forma de actuar es mediante la extirpación del tejido que sobra y cuelga porque no tiene tensión, se consigue reducir el abdomen hasta dejarlo considerablemente liso. Además, para la pared abdominal la lipectomía puede crear un entretejido de refuerzo que hace que los músculos del abdomen estén firmes y cojan fuerza.

No obstante, hay que mencionar que este proceso no es para marcar abdominales. Para ello es necesario realizar ejercicio físico intenso todos los días. Lo que sí consigue la lipectomía contra la flacidez abdominal es quitar los pliegues de piel y grasa que cuelga del vientre. El resultado es un estómago mucho más plano dejando de ser una bolsa flácida de pellejos que se mueven.

Lipectomía y Liposucción

lipectomia con liposuccionHoy en día es posible realizar ambos procedimiento de cirugía estética a la vez. Aunque no es requisito imprescindible realizarlos juntos. Es perfecto hacer una liposucción sin lipectomía o realizar los dos procesos en el mismo día. La estructura de la pared abdominal y de los tejidos que la conforman son los que marcarán si es necesario proceder a realizar uno u otro procedimiento así como la posibilidad y conveniencia de efectuar los dos.

Cuando se hace una liposucción además de reforzar los músculos abdominales y mejorar la estructura de la cintura y espalda baja mediante técnicas de plicatura es posible reducir varios centímetros de grasa. Esto hace que el resultado de la lipectomía sea mucho más profundo y, en general, agradecido para la persona. A la vez que se corta la piel que cuelga para mejorar el aspecto físico y la silueta, es posible reducir una buena proporción del tejido graso situado sobre el abdomen y las caderas.

Diferencias con miniabdominoplastia y dermolipectomía

Todos estos procedimientos están considerados iguales. Aunque puedas encontrar información relativa a la cirugía de abdomen, abdominoplastia o lipectomía con diferentes nombres en realidad, para realizar la reducción de la piel abdominal y reducir la grasa del abdomen son utilizadas varias técnicas que llevan al mismo fin. Extirpar piel flácida y reconstruir la musculatura abdominal.

La diferencia con mini abdominoplastia es que esta es algo menos invasiva que la abdominoplastia. La incisión es menor y por lo tanto la cicatriz final es menos visible, aunque sólo algunas personas son indicadas para realizarla. Puedes comprobar si tú lo eres o reúnes las condiciones para una miniabdominoplastia.

Lipectomía y embarazo

Aunque una mujer puede quedarse embarazada después de la lipectomía es recomendable que no lo haga. Los músculos de la pared abdominal tienen menos fortaleza y es posible que aparezcan de nuevo algunos síntomas que se corrigieron con la cirugía anterior.

La excepción es cuando en la lipectomía no se toca la musculatura. Simplemente hay una extirpación de piel y eliminación de grasa abdominal. En este caso no suelen existir inconvenientes para pasar la transformación física que un embarazo requiere.

Sin embargo, en todos los casos aumenta mucho la posibilidad de que aparezcan estrías por el estiramiento de la piel y que posteriormente se produzca una distensión de los tejidos.

Resultados

Facilita que la pared abdominal y la musculatura subyacente sea fortalecida. La lipectomía consigue un vientre plano y mejorar el aspecto físico de las personas. La mayoría de ellas se sienten mejor y más seguras de su físico. Agradecen haber pasado por este procedimiento de cirugía para mejorar el porte de la parte central del tronco de las personas. Asimismo, han ganado esbeltez y sienten cómo los músculos abdominales son más fuertes.

Para que los resultados de la lipectomía sean duraderos suele recomendarse un cambio en la alimentación. Se busca equilibrar los alimentos que ingiere la persona para evitar cambios bruscos en el físico después. Esto hace que sus efectos duren para siempre si es combinada con deporte.

En cuanto a la cicatriz, esta puede disimularse con ropa interior y bañadores. En el caso de la desnudez es visible.

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *