Limpieza de cara paso a paso hombre y mujer

La limpieza de cara es fundamental para mantener un aspecto saludable y una salud óptima de la piel. El cutis necesita muchos cuidados y la limpieza es uno de ellos. Es importantísimo tener los poros libres de impurezas para que las células puedan respirar. Además, evitar la acumulación de grasa mejora tu apariencia y hace que salgan menos granos y puntos negros. Y lo mejor de todo, puedes realizártela en casa o acudir a un centro de estética para disfrutar de un tratamiento profesional.

Limpieza de cara, ¿es importante?

Sencillamente muchas veces tenemos poco tiempo y da pereza dedicar unos minutos a cuidado del rostro. Pero las ventajas que tienen son muchísimas y los inconvenientes de no hacerla es que al final tienes un aspecto estropeado y descuidado. Simplemente eliminando la suciedad de los poros cambia todo el semblante. Es algo increíble pero funciona. Y es que la piel está compuesta de miles de poros que atrapan toda la suciedad del aire, de las manos cuando te tocas y de los sitios menos esperados.

Además, la cara es una de las zonas donde más segregamos sebo natural. La nariz, frente y la barbilla son sitios comunes en donde aparecen puntos negros y espinillas y hay que darle mayor atención. Así que es indispensable mantener estas zonas lo más limpias posibles.

Realizar una limpieza de cutis profunda de vez en cuando es una de las mejores cosas que puedes hacer para mantener un aspecto joven y saludable durante más tiempo. Y entre estas puedes hacerlas superficiales, mucho más ligeras y que requieren menos tiempo. Sirven a la perfección de mantenimiento y mantienen a raya los granitos. Así que vamos a ver cómo puedes hacerla tú misma en casa.

Cómo hacer una limpieza de cara casera

limpieza de caraDebe ser hecha periódicamente y conviene, también, hacerla profunda. Puedes alternar limpiezas superficiales con una profunda cada mes o dos meses según es tu piel, es decir, con más o menos tendencia a ser grasa. Puedes optar por tratamientos en casa más suaves y rutinarios y cuando tienes algo de tiempo y dinero, pasarte por el centro de estética para que te deje como nueva la esteticista.

La limpieza de cara superficial es para eliminar las impurezas y la suciedad que está incrustada en los poros de la piel. Puedes hacerla perfectamente con un gel exfoliante y, a continuación, utilizar una crema hidratante. El exfoliante lo aplicas en pequeños círculos sobre la piel del rostro, haciendo un poco más de hincapié sobre las zonas donde sale más sebo como la nariz, barbilla y frente, y luego para aplicar la crema hidratante date un ligero masaje. Así consigues que se recupere mucho más rápido los tejidos que con la exfoliación han quedado dañados.

Algunas personas utilizan un cepillo facial. Hay opiniones para todos los gustos. Quién dice que van fenomenales y quien dice que son un auténtico timo. Yo no lo uso. Sinceramente, puedes realizarla sin ayuda de un aparato, pero su utilización, evita que tengas que estrujar los puntos negros con los dedos. Así que cada cuál que piense lo que quiera ¿No crees? Esto es como lo del cepillo dental eléctrico o manual… la eterna disputa.

Volviendo al tema de “cómo hacer una limpieza de cutis casera”, para prolongar los efectos de puedes seguir una rutina todos los días. Así mejoras los efectos durante más tiempo y conseguir tener el rostro menos apagado y sucio. Vamos a ver unos sencillos pasos que pueden ayudarte muchísimo a tener un cutis más limpio.

  • Lávate la cara con agua y jabón todas las mañanas. Elige un producto que sea adecuado para tu piel y así evitas que se reseque en exceso. Si tienes la piel sensible es muy importante que sea suave y sin químicos. Con esto consigues eliminar sebo producido durante la noche y que durante el día sería como un imán para la suciedad.
  • Quítate el maquillaje antes de dormir. No te acuestes nunca con él puesto. Cuanto más limpio tengas el rostro cuando duermes mejor salud tendrás en la piel. Las personas que duermen habitualmente con colorete, pintalabios o base de maquillaje tienen la piel envejecida. Y esto es porque no respira bien y durante la noche es el momento de reparación y regeneración. Si le quitas estas horas a las células dérmicas hay un decaimiento general del aspecto del rostro.
  • Utiliza mascarillas faciales de vez en cuando. Aunque no es un producto de limpieza mejora un montón la vitalidad de los fibroblastos y del colágeno.
  • Peeling y exfoliación facial una o dos veces al año. Esto, además de limpiar los poros profundamente hace que toda la capa de piel exterior sea renovada. Eliminas células muertas, quitas impurezas y das uniformidad al rostro. Además si tienes alguna mancha en la piel va genial. El peeling también es muy bueno para las marcas de acné.
  • Hidratar la piel con asiduidad. Es algo fundamental mantener la frescura y el agua que requiere los tejidos dérmicos. Una piel sana es una piel hidratada. Puedes utilizar ácido hialurónico en crema o en su lugar utilizar un aceite para la cara. La cuestión es que tengas humedad en los tejidos dérmicos. Si evitas la deshidratación de la piel tu tono y brillo será mejor. No olvides utilizarla después del exfoliante además de una vez al día como mínimo.

Limpieza facial hombres

La rutina es la misma pero hay que incidir en el uso de crema hidratante después del afeitado. La piel masculina sufre mucho con el afeitado así que si eres chico, ya sabes, en tu rincón no puede faltar una buena crema hidratante hombre que te ayudará a tener la piel más suave. Por lo demás, la rutina para limpiar poros y exfoliar las células muertas es exactamente igual en hombres que mujeres. La única diferencia que hay entre sexos es que si eres mujer, seguramente ya te has hecho alguna mientras que si eres hombre, cualquiera sabe… así que anímate y ponte las pilas que vas a notarlo un montón.

Consejos para la limpieza facial

Hacerla bien es muy importante ya que el rostro es la primera impresión que causamos a las personas. Seguro que conoces alguien con la nariz grasa o lleno de puntos negros. No es nada agradable y si te ha tocado a ti, no te queda más remedio que llevar una rutina de limpieza y cuidados de la cara para evitar que se llenen los poros de sebo. Puedes utilizar un gel limpiador facial para los puntos negros de la nariz. Prueba varias marcas ya que según sea tu piel va a irte mejor uno u otro.

En cuanto al gel exfoliante, cuando lo apliques no aprietes mucho para sólo eliminar la piel muerta, las células inservibles que obstruyen la oxigenación y respiración del rostro. Haz suaves círculos sin apretar. Debes realizar este paso al menos una vez a la semana. Si notas que tienes la piel muy grasa es conveniente que te hagas también una limpieza profunda.

Para conseguir esto el mejor tratamiento de belleza que puedes realizar periódicamente es la limpieza de cutis profunda. Independientemente de si te haces un facial casero paso a paso o en un centro de estética con profesionales que se dedican a ello todos los días.

Eso sí, si puedes, pásate de vez en cuando por un centro dedicado a la belleza para que puedan hacerte una limpieza con mayor profundización. Así logran mejorar los puntos que no logras ver en el espejo y de paso te relajas. Eso sin contar que es uno de los tratamientos que mejor están de precio y mayores resultados dan.

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *