Glucógeno muscular y hepático, qué es, función

El glucógeno es un polisacárido presente en la gluconeogénesis liberado cuando el organismo necesita energía. Es almacenado en la fibra muscular en gran cantidad pero también en el hígado y otros partes del cuerpo humano. Satisface la demanda cuando hay un cambio de actividad brusco y durante el ejercicio prolongado.

Qué es glucógeno, su función

Está relacionado con los aminoácidos de cadena ramificada necesarios para el funcionamiento de los músculos y participa en el proceso de asimilación de la glucosa. Es ramificado lo que permite que moléculas de glucosa estén presentes en gran cantidad, algo que facilita que estas sean metabolizadas con mayor o menor velocidad mediante las enzimas llamadas “glucógeno sintasa” y “glucógeno fosforilasa”.

La función del glucógeno es:

  • Almacenar carbohidratos en forma de reserva en el organismo.

Este almacenamiento organico permite, cuando es necesario tener reservas de energía para poder mantener el esfuerzo. A su vez también está presente en los animales y la proporción de almacenamiento en los humanos, o dónde se encuentra el glucógeno es:glucogeno que es

  • El 10% de la masa hepática, del hígado.
  • 1% del total del tejido muscular.
  • Otras áreas como el cerebro en un pequeño porcentaje.

Todo es almacenado en las vacuolas del citoplasma de las células que lo dejan disponible para la glucólisis, proceso por el que se generará energía celular transformándolo de nuevo hacia glucosa.

Por lo general una persona sana tiene entre el total de sus músculos un uno por ciento de glucógeno y un diez por ciento dentro de la estructura del hígado. Así que para los deportistas y para todas las personas en general interesadas por conocer y profundizar es importante conocer sus diferencias.

Relación con Adenosín 5 monofosfato

Este tipo de molécula es la que regula la transferencia del energía en el organismo, así que esta estrechamente relacionada tanto para este como con el adenosín trofosfato, también llamado ATP.

El estímulo para convertir el glucógeno y glucosa sale de esta, es decir, que el adenosín 5 monofosfato regula los niveles de de glucosa sanguínea pero también de algunos esteroides, grasas y triglicéridos. Interviene en el mecanismo para sintetizar las enzimas que degradan el polisacárido en la glucogenólisis.

Tipos de glucógeno

  • Muscular.
  • Hepático.

Glucógeno muscular

glucogeno muscularEs el combustible del músculo y esencial para poder realizar cualquier tipo de activad física. Hay que prestarle especial atención cuando realizas deporte ya que aquí es muy importante mantener los niveles de glucógeno muscular.

Su papel en el músculo es proporcionar la fuente primaria de energía al músculo, permitiendo que se contraiga.

Glucógeno hepático

Sufre una serie de transformaciones para convertirse en glucosa en sangre mediante adrenalina y glucagón. Ambas hormonas importantísimas en el organismo y la salud. Esta es la principal fuente de glucosa sanguínea cuando estamos alimentándonos. Así que es vital para seguir activos.

Diferencias entre glucógeno muscular y hepático

Básicamente el glucógeno muscular alimento a los músculos y el hepático al resto de partes del organismo.

funcion del glucogeno hepatico y diferencias con el glucogeno muscularSu función es la de almacenar carbohidratos para tener energía en los momentos que hay un pico de demanda fisiológica. Cuanta más cantidad de músculos mayor es la capacidad del cuerpo para almacenar carbohidratos en forma de glucógeno muscular. Pero también, a mayor musculatura más rápidamente son agotadas estas reservas. Eso no es malo, sino todo lo contrario. Cuando tienes mucha capacidad para transformar glucógeno y glucosa menor probabilidad tienes de convertir los carbohidratos en grasas, así que engordas menos.

En cambio, el glucógeno hepático es más o menos el mismo para todas las personas (hay que tener presente las excepciones).

Están estimados 50 g. presente en el hígado. Todo el exceso también es convertido en grasa corporal. La diferencia entre el glucógeno muscular y hepático es que el primero sirve de fuente de energía local, donde está almacenado, es decir, el muscular sirve para el músculo y el hepático para la sangre y, por lo tanto para todo el organismo.

Metabolismo de la fructosa y glucosa

Aquí es donde podemos ver las diferencias con más profundidad. Mientras que la fructosa es metabolizada en el hígado y queda almacenada en forma de glucógeno la glucosa pasa a través de este órgano y es enviada hacia el músculo esquelético donde será procesada para producir CO2, H2O y ATP y producir energía corporal. Uno se compone principalmente de fructosa y el otro de la glucosa de los alimentos. Así que vamos a ver cuáles de ellos debes tomar.

¿Alimentos para restituir el glucógeno?

glucógeno en alimentosDespués de esta descripción ya debes tener presente que es importante el tipo de alimentos que tomas en tu dieta. Si tomas alimentos ricos en glucosa restablecerás los niveles musculares y si comes fruta los hepáticos.

Evidentemente, la cantidad almacenada corresponde con la capacidad de cada individuo. El exceso, como hemos comentado anteriormente será desechado y transformado en grasa localizada. Pero vamos a ver el glucógeno en alimentos:

Alimentos para el glucógeno muscular:

  • Arroz.
  • Pasta.
  • Patatas.
  • Batatas.
  • Avena.

Alimentos para el glucógeno hepático:

  • Fruta.
  • Miel.
  • Cereales.
  • Jarabe de maíz.
  • Edulcorantes a base de fructosa.

En función del estilo de vida que llevas, si haces mucho deporte o es sedentaria necesitarás incrementar comer productos y alimentos frescos de un tipo o del otro.

Añadir piridoxina o alimentos con vitamina B6

A la vez que hemos indicado algunos de ellos como ejemplo también son importantes los alimentos con vitamina B6 o tomar un suplemento con piridoxina si tu alimentación es pobre en vitaminas. Esta vitamina, la llamada “B6” es fundamental para liberarlo mejor. Cuando está presente en dosis adecuadas la liberación de glucógeno aumenta. Algo que, en la práctica repercute en una mayor eficiencia y caudal energético metabólico.

¿Funciona tomar glutamina para aumentarlo?

tomar glucogeno con L carnitina y glutaminaOtro elemento fundamental para tener mayor capacidad de generación de este polisacárido es glutamina. Mediante la adición de un suplemento de L-glutamina 500 mg. o 1000 mg. el índice de glucógeno producido y almacenado es mayor, así que incluirla en la dieta favorecerá que haya más reservas de este elemento si mantienes un ritmo de entrenamiento elevado.

Para las personas que no son deportistas esto no es necesario ya que su consumo será bajo en situaciones normales, no agotando el músculo salvo en alguna ocasión excepcional.

Mejorar el almacenamiento de glucógeno con L-carnitina

Otro suplemento muy utilizado es conocido por participar quema del tejido graso y en el aprovechamiento de los alimentos. Incide directamente en el metabolismo de las grasas. Una pequeña cantidad de carnitina mejora la transformación de la grasa localizada en energía y también la forma en que son absorbidas. Así que además de facilitar el adelgazamiento, perder peso, también favorece que puedas entrenar mejor. Si deseas conocer esta molécula con más detalle así como saber dónde comprar L-carnitina pura para mejorar tu entrenamiento sigue nuestros consejos.

Glucógeno a glucosa mediante glucólisis

Cuando el organismo necesita energía el glucógeno almacenado es transformado en glucosa para que las células puedan alimentarse. Mediante la glucólisis las vacuolas, compartimentos de las células, liberan su contenido y las enzimas encargadas realizan la hidrólisis dando paso a la formación de glucosa de nuevo.

Gluconeogénesis

La síntesis de glucógeno desde glucosa es denominada “gluconeogénesis”. Este proceso químico orgánico es realizado mediante una enzima llamada glucógeno sintasa. Para ello es necesario dos enlaces de alta energía: uno de ATP y el otro de UTP.

¿Por qué es tan importante en el deporte?

Al realizar una actividad física durante mucho tiempo como sucede al correr, nadar, practicar ciclismo y otros deportes de resistencia los depósitos de glucógeno decaen. Las reservas son transformadas y aprovechadas para paliar la demanda de energía celular y muscular. Para evitar el agotamiento físico puede utilizarse geles con carbohidratos y cafeína.

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *