Fructosa, qué es, alimentos, frutas para la intolerancia, malabsorción y diabetes

La fructosa es un tipo de azúcar presente en alimentos como la fruta y miel. Algunas personas tienen intolerancia o alergia, padecen malabsorción así que hay que tener cuidado al preparar un menú. También es importante tener cuidado con los usos que se le da. Hay que seguir las recomendaciones y leer las contraindicaciones para la diabetes, tanto si es ciclada como glucosa. Así que vamos a ver todas sus propiedades para la salud, los diabéticos y sus beneficios.

Qué es fructosa

Recibe el nombre de “levulosa” y es un azúcar natural utilizado como edulcorante o como nutriente procedente de la fruta. Su fórmula química es:

  • Fórmula de la fructosa:C6H12O6.

Catalogada como monosacárido es muy parecida a la glucosa aunque su estructura química varía. Corresponde al grupo de las cetohexosas. Su composición es 6 átomos de carbono y un grupo cetona, diferente de las aldohexosas porque la fructosa ciclada lo hace con furano en lugar de pirano como ciclan las aldohexosas.

Muchas personas se preguntan qué es la fructosa y algunas piensan que es igual que el azúcar blanco de mesa, pero es algo diferente.

Tiene la propiedad de endulzar mucho más que la sacarosa, otro edulcorante pero en este caso artificial, similar a la dextrosa o el sorbitol.

¿Cuántas calorías tiene?

fructosa que esEs un alimento con mucha capacidad para dar energía al cuerpo humano. Cada gramo de fructosa tiene 5 kilocalorías, así que debes tener este dato en cuenta si estás realizando una dieta para adelgazar o quieres mantener la línea.

Pero como mencionábamos, está presente de forma natural en mucha de la comida diaria, así que vamos a verla en los alimentos para que puedas saber dónde encontrarla y tener cuidado en el caso de padecer intolerancia a este tipo de azúcar.

Alimentos con fructosa

Como decíamos está presente en toda la fruta y los productos alimenticios procesados. Cualquier producto envasado preparado con frutos frescos o secos la posee. Los alimentos con fructosa son:alimentos con fructosa

  • Fruta fresca, seca, en almíbar, etc.
  • Miel.
  • Cerales.
  • Verduras.

Este tipo de monosacárido tiene la misma fórmula que la glucosa, así que en el organismo funciona de forma parecida, aunque su estructura química es diferente. A nivel químico es un isómero de la glucosa.

Pero aunque sea parecida a otros endulzantes y tenga sabor dulce, algo que hace que guste a la mayoría de personas, también tiene algunas incompatibilidades, así que vamos a verlas.

Intolerancia a la fructosa

Aunque es natural al igual que sucede con muchos principios activos y sustancias presentes en los alimentos puede provocar alergia o malestar, provocando síntomas de intolerancia a la fructosa. Estos varían en cada persona —los vamos a ver después— pero generalmente produce dolor de estómago, diarrea y sensación de pesadez en la digestión.

La intolerancia es producida por mala absorción o por una configuración genética que impide su procesamiento a nivel metabólico. Así que podemos decir que hay dos tipos de fructosa e intolerancia:

  • Hereditaria o IHF.
  • Malabsorción.

Intolerancia hereditaria o IHF

Se caracteriza por padecerla personas de la misma familia. Es un error genético o una configuración distinta de los genes que tiene la mayoría de personas. La intolerancia a la fructosa de forma hereditaria tiene causas genéticas y permanece toda la vida asociada a la persona.

Su característica principal es la de impedir la metabolización a causa de que la persona con intolerancia carece de la enzima llamada “fructosa-1-fosfato-aldolasa” o “aldolasa B”.

La fructosa es absorbida en el intestino y al carecer este de la enzima 1 fosfato no puede ser metabolizada, algo que produce síntomas y efectos secundarios nocivos para la salud.

Si eres intolerante por genética acumularás sustancias que aparecen por la degradación en el tracto digestivo.

Malabsorción

fructosa malabsorcionAlgo más común afecta a cerca del 30% de la población adulta. Las causas de la malabsorción de la fructosa es la incapacidad de las células intestinales para absorberla en el intestino.

La diferencia entre la intolerancia a la fructosa y su malabsorción es que la primera es de por vida y la segunda, la “mala absorción” puede aparecer y desaparecer a lo largo de la vida del paciente.

En cambio, los síntomas, efectos secundarios y reacciones adversas son similares.

Síntomas de intolerancia a la fructosa

  • Vómitos.
  • Deshidratación.
  • Disfunción hepática.
  • Hipoglucemia.
  • Ictericia o piel amarilla al aumentar la bilirrubina.
  • Pérdida de peso o fallo de medro (sobre todo en niños pequeños).
  • Gases intestinales.

Si padeces los síntomas de intolerancia a la fructosa debes hablar con tu médico. Mediante la prueba llamada “test de hidrógeno espirado” puede diagnosticarse si realmente la padeces y, en caso positivo recomendarte una dieta para evitar sus efectos secundarios y acumulación en el organismo. En el caso de ser IHF es necesario realizar un test genético.

¿Es posible tenerle alergia?

Aunque en la práctica los efectos pueden ser parecidos la alergia a la fructosa es algo distinto. Esta se caracteriza por incitar el sistema inmune cuando la consumes y es mucho más grave, puede llegar incluso a la muerte.

En cambio, la intolerancia es la incapacidad de absorberla, así que sus síntomas son más suaves aunque a la larga también son graves. Si insistes en comer algo que te sienta mal tendrás malestar y un funcionamiento anómalo del organismo.

Fructosa y diabetes

difrencias entre fructosa y glucosa para la diabetesDurante mucho tiempo se ha recomendado el consumo de fructosa con diabetes pero en la actualidad debes tener cuidado si eres diabético. La fructosa influye en la segregación de insulina así que altera el nivel de azúcar en sangre, algo que puede detectarse mediante la fructosamina.

Además, el consumo excesivo aumenta la resistencia a la insulina así que a la larga también es aumenta el riesgo de padecer diabetes. Aunque actúa de forma más suave que el azúcar hay que tenerlo en cuenta.

¿Pueden tomar fructosa los diabéticos?

Siempre con moderación y en pequeña cantidad. Como eleva el azúcar en sangre no es bueno tomar fructosa con diabetes. Sus efectos son lentos, incita la producción de insulina despacio pero modifica su cantidad así que es mejor no tomarla.

En la actuliadad para los diabéticos está considerada como perjudicial. Si eres diabética lo mejor es que tomes edulcorantes acalóricos, sin hidratos de carbono o también llamados edulcorante no calóricos, estos están considerados como los mejores edulcorantes para la diabetes. De estos hay muchos, son saludables y preferibles.

Edulcorantes naturales mejores que fructosa

Ten en cuenta que cada uno de ellos tiene ventajas e inconvenientes, actúan de forma diferente en el metabolismo, así que pueden ser beneficiosos en un caso y perjudicial en otros. Por ejemplo, las propiedades de stevia son que no modifica la glucosa en sangre aunque su sabor es diferente. En cambio, la sacarina es un edulcorante artificial no calórico pero tiene contraindicaciones. En el caso del aspartamo hay muchas más opiniones de médicos y, en la mayoría de los casos no se recomienda salvo en casos concretos.

Diferencias entre fructosa y glucosa

fructosa y glucosa estructura química

  • La glucosa se metaboliza en muchos órganos.
  • La fructosa es metabolizada en el hígado.

Ambas son monosacáridos y son una fuente de energía para el organismo. La glucosa es conocida como dextrosa y requiere mayor cantidad de insulina para ser aprovechada mientras que la fructosa no, o al menos en baja cantidad, y de ahí que sea menos pernicioso tomar fructosa con diabetes.

Frutas sin fructosa

Es un componente principal del fruto de las plantas y árboles, así que todas la contienen. Lo que sucede es que las consideradas como frutas sin fructosa tienen en su composición una pequeña cantidad, pero ten presente que siempre llevan una parte de ella. No obstante, vamos a ver la lista con la lista de frutas con menos fructosa:

Contenido de 1 g

  • Aguacate.
  • Lima.
  • Coco.
  • Chufa.
  • Albaricoque.
  • Papaya.

De 1 a 5 g.

  • Ciruela.
  • Melocotón.
  • Pomelo.
  • Grosella.
  • Mandarina.
  • Naranja.
  • Melón.
  • Nectarina.
  • Piña.
  • Sandía.

De 3 a 5 g.

  • Arándanos.
  • Guayaba.
  • Kiwi.
  • Membrillo.
  • Fresa.
  • Fresón.
  • Frambuesa.
  • Granadas.
  • Grosellas.
  • Mango.
  • Moras.
  • Plátanos.
  • Piña.

Más de 5 g

  • Dátiles.
  • Manzanas.
  • Caquis.
  • Cerezas.
  • Guindas.
  • Chirimoya.
  • Higos y brevas.
  • Peras,
  • Uvas.

Tomar fructosa o azúcar

Para responder a esto hay que evaluar los objetivos que tienes. Si por ejemplo quieres perder peso la fructosa o el azúcar proporcionan la misma cantidad de kilocalorías por gramo así que, debes evitar consumir las dos. La ventaja de la primera es que es más dulce así que consumirás menos para notar el dulzor.

En cambio, si tu búsqueda es por cuidar la salud o porque padeces diabetes es mejor la fructosa aunque, ten en cuenta los datos que hemos indicado en los apartados anteriores. La mejor opción es buscar un edulcorante no calórico como stevia que además es muchísimo más dulce, tanto que a muchas personas no les gusta.

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *