Cómo evitar la retención de líquidos con remedios sencillos

La retención de líquidos afecta a muchas personas y tiene causas variadas. Hay que realizar diferentes cosas para mejorar la evacuación del líquido de los tejidos del cuerpo humano.

Generalmente está producida por el desequilibrio en el organismo que impide que los fluidos se trasladen con normalidad dentro de las estructuras internas. Cuando el agua pasa del espacio intravascular al intersticial de forma abundante y ocurre el taponamiento y la dificultad para regular los fluidos orgánicos.

El sistema linfático es muy sensible y cuando no puede verter los fluidos, la linfa aparece la retención de líquidos o hidropesía que es como también se llama.

El organismo está programado para regular el equilibrio de los líquidos que hay en los tejidos. Este debe mantenerse en unas proporciones constantes. Y en ocasiones hay algún desencadenante que origina que las glándulas sudorípara y los riñones sean incapaces de eliminarlos.

Nuestro organismo, a través de un complejo sistema de hormonas, está constantemente ajustando los niveles de líquidos para que se mantengan de forma constante. Por eso si se bebe más agua de la cuenta, no sucede nada, ya que es eliminada por los riñones en forma de orina o a través de las glándulas sudoríparas.

Remedios para la retención de líquidos

Una de las mejores formas de fomentar un buen movimiento de los fluidos orgánicos es beber mucha agua todos los días. El agua, si la bebes en exceso será eliminada a través de la orina, así que no constituye un problema en este sentido. Además es bueno tomar infusiones diuréticas que te ayudarán a evacuar con mayor facilidad. Esto puedes hacerlo por las mañanas para que así, a lo largo del día tenga su efecto.

retencion de liquidosDebes tener en cuenta que la hidropesía —retención de fluidos en el organismo— no es una enfermedad, sino el síntoma de que algo está taponando tu sistema normal por el que te deshaces de los fluidos que sobran. Esto ocurre a cientos de personas donde vives y a miles en tu ciudad. Es muy común ya que pueden existir causas como anomalías de corazón, un mal funcionamiento de los riñones e incluso enfermedades relacionadas con los intestinos y el aparato digestivo. Si notas que empiezas a tener retención de líquidos debes consultar con tu médico ya que es importante detectar cuál es la causa real para que te suceda.

En el apartado de las terapias y tratamientos que fomentan una mejor circulación y funcionamiento del sistema linfático está el presoterapia. Esta puede realizarse en clínicas o en casa, y para utilizarla es necesario un equipo especial.

Evitar la retención de líquidos

Esto puede llegar a ser complicado ya que como hemos mencionado hay una amplia variedad de causas posibles. En cualquier caso, es importante cambiar los hábitos de vida y hacerlos “saludables”. Las personas que son sedentarias tienen una mayor probabilidad de retener líquidos. Además, haciendo ejercicio se eliminan toxinas y baja el estrés, otro causante importante para taponar la linfa.

En la medida de lo posible, para la retención de líquidos debes evitar:

  • Medicamentos.
  • Vida sedentaria.
  • Estrés.
  • Cambios de clima bruscos.

Algunas causas son casi imposibles de esquiar como es el cambio de clima pero lo bueno de estas es que el cuerpo termina acostumbrándose a la nueva situación. En cambio, algunas medicaciones pueden provocar que te hinches por la acumulación de fluidos. Esto puede ser un efecto secundario de ciertas medicinas y tratamientos de enfermedades. Si esto sucede debes consultar con tu médico para que revise la medicación y haga un cambio si es necesario.

Además puede producirse por una inflamación de los tejidos por traumatismos o daños, así como por un mal funcionamiento del sistema circulatorio.

Para eliminar la retención de líquidos debes:

  • Hacer ejercicio moderado. Caminar, andar o correr. Todo lo que sea movilizar las piernas puede ir muy bien.
  • Nadar en la piscina. Las personas que no tienen una buena técnica deben hacerlo con monitor.
  • Evitar ropa elástica o que apriete. Pantalones elásticos, mayas y ropa interior que realza. Evita también las gomas de los calcetines que aprietan.
  • Las personas que tienen un trabajo sedentario y pasan muchas horas en la oficina sin moverse de la silla deben levantarse y caminar unos pasos cada hora. Simplemente puedes elevar tu cuerpo, estirar las piernas, ir a beber un vaso de agua o coger unos folios. Siempre hay alguna cosa que puedes hacer evitando permanecer en la silla ocho horas.
  • Es importante movilizar los dedos de los pies, los tobillos. Puedes hacer círculos con ellos suavemente y moverlos hacia arriba y hacia abajo. Así estimulas que la circulación funcione mejor y los riñones también.
  • Beber entre 1,5 y 2 litros de agua al día. Aunque parece que esto provocará tener más retención de líquido es todo lo contrario. Agilizas la función de los riñones y permites que funcionen mejor.
  • Bajar el consumo de sal y alimentos ricos en sodio.

En general, es bueno levantarse cada cierto tiempo y andar unos pasos. Así estimulas el bombeo del corazón, las piernas reciben nueva sangre oxigenada y los tejidos pueden nivelar sus fluidos. Además evitas contracturas musculares debidas a la postura. Además de esto, hay algunos productos como el perejil, el puerro o los pepinos que pueden favorecer que niveles tu organismo.

Fíjate que los alimentos sean ricos en potasio como los plátanos, las verduras y en general la fruta.

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *