Cavitación y presoterapia ¿Funcionan juntas?

Cavitación y presoterapia son tratamientos utilizados para mejorar la calidad de la piel y reducir grasa en partes localizadas del cuerpo. Tienen distintos beneficios y ventajas y cada uno de ellos funciona de un modo diferente. Por lo que es interesante conocer qué es cada uno de ellos para elegir el que mejor se adapta a tus necesidades estéticas.

Tanto la presoterapia como la cavitación tienen una aplicación separada. Cada uno de estos tratamientos tienen su equipo correspondiente y su precio, pero pueden combinarse para mejorar los efectos de ambos y así conseguir una reducción de los cúmulos de grasa mayor.

Beneficios de la cavitación

El tratamiento de cavitación tiene por objetivo disminuir grasa localizada de zonas del cuerpo en donde se aplica. Funciona mediante ultra sonidos de baja intensidad que traspasan la piel e inciden directamente sobre los adipocitos, que son células grasas que han ido acumulándose con el paso del tiempo en ciertas zonas del cuerpo. Mediante este procedimiento es posible romper el tejido graso para que sea eliminado mediante la orina.

Para conseguir resultados con cavitación es necesario aplicar varias sesiones con periodos de descanso. Lo normal es utilizar entre 8 y 10 sesiones, de 1 hora de duración cada una. Entre sesión y sesión hay un periodo de descanso de 1 semana aproximadamente para dar el tiempo suficiente para que el propio organismo deseche todo el tejido graso tratado.

Beneficios de la presoterapia

El tratamiento de presoterapia funciona mejorando el sistema linfático y circulatorio. Estimula la linfa y los ganglios y provoca que haya una mejor distribución de la grasa y un flujo mayor de sangre. Puede ser efectivo para evitar la formación de cúmulos de celulitis, impedir que se agrupen adipocitos en la piel y mejorar la retención de líquidos en las piernas.

A diferencia de la cavitación, presoterapia necesita un traje especial (neumático) para poder aplicarla. Con la cavitación es mediante un aplicador de ultrasonidos y presoterapia mediante la presión que ejerce el aire comprimido dentro de un traje que puede ser para el cuerpo entero, solo de piernas o brazos.

Los resultados de la presoterapia son también a medio plazo. Es necesario realizar varias sesiones (de 8 a 10 veces) para notar todo el poder que tiene. Así que lo normal es comprar un bono de sesiones y utilizarlo durante varios meses.

Cavitación y presoterapia

cavitacion y presoterapiaComo cada uno de estos tratamientos está enfocado en proporcionar beneficios diferentes pero que son totalmente compatibles. Presoterapia y cavitación aportan una mayor facilidad para disminuir la celulitis, cúmulos de grasa localizada y mejorar la calidad de la piel. La sesión de cavitación despega los adipocitos mediante ultrasonidos y hace que estos sean eliminados por el sistema sanguíneo. La sesión de presoterapia mejora la circulación para que los desechos de grasa que han pasado a la sangre sean procesados y expulsados mediante la orina de una forma ágil y constante.

Como puedes comprobar. Aunque cada tratamiento tiene sus ventajas y cualidades, utilizar en sesiones alternas cavitación y presoterapia funciona ya que se complementan a la perfección. Estimulan que el cuerpo tenga menos adipocitos que forman la grasa del abdomen, caderas, nalgas, etc., y mejoran la eliminación de líquidos. Así que al final puedes conseguir un mayor estímulo para reducir algunos centímetros, mejorar el aspecto de la celulitis y dar a la piel una mayor tersura y suavidad.

Resultados de cavitación y presoterapia

Como ya hemos comentado estos tratamientos para reducir grasa tienen resultados a medio plazo, así que cuando son aplicados juntos también tardan un par de meses en mostrar efectos. Es verdad que cavitación con presoterapia aceleran el resultado final ya que hay una mejora en la expulsión de líquidos y una activación de todos los canales del cuerpo humano, pero aun así es necesario utilizar un bono completo para que puedas sentir que realmente vale la pena.

Lo mejor para este tipo de tratamientos es tomárselo con calma. Seguir las pautas de la clínica o centro donde lo realizan y ser constante. Además conviene mejorar la alimentación y hacer algo de ejercicio moderado. Así, entre el aporte que haces cuidando tu cuerpo y los estímulos de los ultrasonidos más la activación de la circulación y el sistema linfático puedes notar un gran cambio.

Contraindicaciones

Aunque la mayoría de personas puede realizárselos siempre existen algunas personas que debido a su estado actual de salud o circunstancias personales deben evitar su uso. Las contraindicaciones de cavitación y presoterapia son:
contraindicaciones presoterapia cavitacion

  • Insuficiencia renal y afecciones en los riñones.
  • Enfermedades hepáticas, que afectan al hígado.
  • Problemas de oído ya que los ultrasonidos puede afectar.
  • Si tienes varices debes consultar para revisar tu caso.
  • La piel debe estar sana donde se aplica la sesión de cavitación. Si padeces psoriasis o tienes eccemas es posible que no esté indicado para ti.
  • Enfermedad cardiovascular y del sistema circulatorio.
  • Evitar su utilización estando embarazada y en periodo de lactancia. Aunque la presoterapia puede ir bien para reducir la hinchazón de la piernas los ultrasonidos no. Así que consúltalo en tu centro de confianza si crees que puedes estarlo.
  • Trastornos del sistema nervioso central.
  • Personas con obesidad.

Como ves, hay una serie de contraindicaciones para la presoterapia y cavitación pero, aunque parecen muchas, en realidad son prácticamente iguales que para la mayoría de tratamientos profesionales en clínicas de estética y centros de belleza.

¿Dónde puedes realizártelos y conocer su precio?

Hay diferentes sitios donde puedes consultar. Lo normal son en centros estéticos dedicados a la eliminación de la celulitis y la grasa corporal. Para poder utilizar ambos procedimientos necesitan tener las máquinas de cada uno de ellos pero como son muy comunes es muy fácil que dispongan de ambos equipos completos. Puedes ir tanto a la clínica del barrio como a una cadena grande. Eso sí, elige un sitio que tenga buenos condiciones de higiene y sean profesionales. Evita los lugares demasiados baratos y que se dediquen a otras cosas. Es preferible pagar un pelín más pero que sean profesionales en cavitación y presoterapia.

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *