Blefaroplastia transconjuntival y subciliar

La blefaroplastia tranconjuntival es el procedimiento de cirugía que corrige las bolsas en los ojos y tensa el párpado inferior, elimina el exceso de grasa y devuelve a la mirada un aspecto joven y saludable.

En la actualidad hay dos tipos de blefaroplastias inferiores. Una la llamada “transconjuntival” y la otra “subciliar”.

Blefaroplastia transconjuntival

La cirugía de las bolsas en los ojos o blefaroplastia transconjuntival comienza con anestesia local para que todo el proceso sea cómodo y puedas pasarlo sin molestias. En el momento que hace efecto el anestésico es practicada una incisión en el párpado inferior, justo debajo de la pestaña.

El ojo está protegido por una lentilla especial para este procedimiento. En principio no es necesaria pero así hay una mayor seguridad y la córnea y el globo ocular están totalmente protegidos. Una vez que se accede al saco conjuntival se extraen las bolsas de grasas de los ojos utilizando puntas de electrocauterización para cerrar y sellar las incisiones. Así no hay sangrado y todo el proceso es muy rápido.

En la actualidad la técnica de blefaroplastia transconjuntival es capaz de eliminar las bolsas en los ojos y además reducir las ojeras. Esto es posible mediante la extirpación del tejido de las tres almohadillas que se encuentran en el párpado inferior y la recolocación sobre el surco nasoyugal. Esta es la pronunciación que hay entre el párpado y la mejilla y marca la línea visual de separación con los ojos.

blefaroplastia transconjutivalSi tienes el párpado caído este tipo de blefaroplastia inferior también puede corregir este problema mediante la realización de una cantopexia. Esta técnica corrige la posición y flacidez del párpado de abajo y puede realizarse en la misma intervención, aunque es recomendable realizar el procedimiento subciliar al detectarse un exceso de piel.

Blefaroplastia subciliar

Este es el procedimiento de cirugía para eliminar la grasa en los párpados y ojeras. Es el más común y por lo tanto el más probable que sea el que te realices. El cirujano opta por este método llevando a cabo una pequeña incisión bajo las pestañas, una en cada ojo. De esta manera es posible acceder a la zona donde se encuentra el tejido graso que forma las bolsas y da un aspecto cansado y envejecido al paciente. Este tejido ha crecido durante mucho tiempo pero con la blefaroplastia subciliar es posible eliminarlo de una vez.

Después de quitar el exceso de grasa en la zona del ojo el cirujano evalúa si hay un exceso de piel. En caso de ser así puede retocarse para dar un aspecto joven y terso. Un resultado para la mirada mucho más despejado y jovial.

Diferencias entre blefaroplastia transconjuntival y subciliar

La diferencia es en la forma en la que se realiza la incisión. La blefaroplastia transconjuntival se realiza en el saco conjuntival y el resto de pasos es igual. Hay una extirpación con el equipo de alta precisión y el sangrado es mínimo. Utilizar una u otra técnica lo decide el cirujano según cada caso concreto y las características del paciente.

Ambas intervenciones oculares tienen muy buenos resultados y un porcentaje de éxito muy alto. Tanto la forma “subciliar” como la “transconjuntival” permiten eliminar de forma definitiva las bolsas en los ojos.

Postoperatorio y recuperación

blefaroplastia transconjutival subciliarDespués de 24 horas prácticamente la herida de la incisión deja de ser visible. Esta, al contrario que otras cirugías no tiene puntos de sutura y cicatriza muy rápido. Como es una herida pequeña es mejor que siga el proceso natural de curación. El resto es igual que en los otros tipos de blefaroplastias. Si estás interesado en este procedimiento para reducir las bolsas en los ojos y mejorar el aspecto cansado te recomendamos que le pegues un vistazo al artículo con toda la información sobre la blefaroplastia.

La recuperación es progresiva y tras la intervención el paciente encontrará la zona molesta a medida que se recupera de la anestesia, evidentemente se trata de una zona delicada e independientemente de la técnica por la que se opte, se deben seguir unos cuidados específicos de higiene. En la primera semana la mayoría de pacientes puede leer o estar frente al ordenador sin mayores complicaciones.

Encontrar un cirujano para blefaroplastia en Madrid, Barcelona…

Aunque es relativamente sencillo encontrar clínicas privadas y cirujanos que puedan realizar la blefaroplastia en Madrid como en Barcelona recomendamos cautela antes de emprender los pasos que llevan a una cirugía de este tipo. Es verdad que hay un porcentaje muy alto de resultados positivos pero hay que meditar y pensar las cosas con calma.

Lo mejor es acudir siempre a un profesional con experiencia y que sea reconocido en su campo. Hay muy buenos cirujanos en toda la Comunidad de Madrid y si vives en algunas de las ciudades de Cataluña o en otras ciudades como puede ser Valencia, Bilbao o Sevilla encontrarás profesionales que pueden realizar un trabajo muy bueno. Simplemente te pedimos que tengas un poco de cautela cuando vayas a contratar una blefaroplastia.

  • Evita los sitios muy baratos. Si aparentemente la operación es demasiado económica no es buen síntoma. Es mejor ir a precios medios del sector.
  • Ten en cuenta que es una cirugía y tiene unos costes asociados así que hay que ofrecer calidad.
  • Los buenos cirujanos tienen un sueldo alto pero tienes la seguridad de evitar riesgos innecesarios.
  • El precio de la blefaroplastia tanto en su forma transconjuntival como subciliar, o las llamadas inferiores son caras pero los resultados merecen la pena.

Pide referencias e infórmate bien sobre el cirujano. Si puedes habla con otros pacientes para que te cuenten sus experiencias y opiniones y en base a ellas y a los que percibes contratarla. Otras personas pueden recomendarte una clínica después de haber pasado por la misma situación. Esto es un punto muy favorable.

Pregunta todo lo que necesites saber. Si tienes alguna duda será resuelta de forma sincera y dando datos reales. Es importante que conozcas todos los pasos previos, los de la intervención para eliminar las bolsas en los ojos y el postoperatorio. Así, la recuperación será mucho más sencilla y estarás preparada o preparado para todos los pasos.

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *