Blefaroplastia química y sin cirugía para bolsas y ojeras

La blefaroplastia química es un procedimiento estético que sirve para modificar los párpados caídos y eliminar las bolsas de los ojos. Existen diferentes formas de corregir la caída de la piel del párpado y algunas de ellas pueden hacerse sin cirugía.

En lugar de recurrir a técnicas de quirúrgicas convencionales la aplicación se realiza mediante sustancias químicas. Con estas se evita la necesidad del quirófano y se reduce la piel de los párpados superiores e inferiores. También, en los casos necesarios puede disminuir el volumen de grasa acumulado que forman las bolsas de los ojos.

Qué es una blefaroplastia química

Dentro de estas dos agrupaciones podemos describir las que son utilizadas para reducir y las que aumentan.

La blefaroplastia química reductora de párpados y bolsas trata de tensar la piel que por efecto de la edad o por genética cuelga del ojo. Asimismo, también es posible utilizar algunas sustancias para diluir cierta cantidad de tejido adiposo ocular.

  • Peeling químico
  • Rellenos o fillers.

La blefaroplastia de relleno consigue disminuir el efecto de las ojeras hundidas. Algunas personas tienen el surco de la ojera pronunciado hacia dentro. Esto les da una apariencia cansada y deprimida. Utilizar químicos para solventar esto además de funcionar adecuadamente en muchos casos evita los peligros de una cirugía ocular.

Tipos de blefaroplastias químicas

A continuación exponemos las técnicas y sustancias más comunes para realizar este tipo de reducción de párpados y eliminación de bolsas de ojos. También, algunos de ellos son muy eficaces para mejorar el aspecto de las ojeras, dar volumen al surco pronunciado que por diversos motivos está muy marcado y con tonalidades oscuras. La blefaroplastia sin cirugía puede funcionar muy bien para rellenar esa depresión que son las ojeras y cambiar la pigmentación oscura.

Ácido hialurónico: es usado para rellenar. Gracias a sus propiedades aumentadoras puede proporcionar volumen a la vez que hidrata la piel. Es usado para elevar párpados, subir cejas y eliminar ojeras pronunciadas.

Colágeno: es una inyección para promocionar la formación de colágeno natural.

Vitaminas: la idea es aumentar la nutrición y sustancias disponibles en el tejido celular dérmico. Con un aumento de vitaminas y la adición de gel de hialuronato sódico es posible rejuvenecer la piel y fomentar un cambio progresivo.

blefaroplastia quimicaBlefaroplastia con grasa autóloga: de la extracción de material adiposo de la misma persona se procede a rellenar el surco de la ojera. También sirve para eliminar arrugas. La grasa actúa igual que el tejido que ha crecido de forma natural en esa zona. Tiene un efecto casi permanente.

Blefaroplastia con hilos tensores: se tratan de hilos muy finos que son introducidos bajo la piel. La tensión de estos provoca que los párpados se tensen. Puede utilizarse para un levantamiento de cejas y para otros tipos de procesos estéticos como el lifting. Consigue mayor firmeza y tersura.

Peeling químico para blefaroplastia: a través de la abrasión que producen ciertas sustancias es provocada una renovación de la piel. Esto hace que el nuevo tejido crezca con un color mejor y con mayor firmeza. Puede realizarse para la blefaroplastia un peeling medio o profundo según los resultados que se quieran conseguir. Cuanto más profundo mayor será la renovación y estiramiento de la piel. También las posibles reacciones indeseadas.

Plasma rico en plaqueta o PRP: mediante el procesado de una extracción de sangre de la propia persona y posterior infiltración es posible conseguir la creación de nuevos tejidos celulares. Esto hace que exista un incremento colágeno nuevo. Va bien para las ojeras, produce tensión de la piel y mejora el color cuando son oscuras o moradas.

Blefaroplastia con Botox: gracias a la reacción que produce en el organismo es capaz de elevar los párpados dándole una nueva tensión. Funciona con cejas también.

Cómo es una blefaroplastia con infiltraciones

Este tipo de tratamiento es realizado mediante la infiltración de las diferentes sustancias explicadas. Puede inyectarse bajo los párpados, en el surco de la ojera para mejorar la calidad de la piel y dar un toque de relleno. También es posible introducir en las cejas para elevarlas y mejorar el aspecto del rostro inmediatamente.

El proceso suele durar 15 o 20 minutos. Y en lugar de requerir una cirugía se realiza de forma ambulatoria, sin postoperatorio y sin recuperación. Tras inyectar una o varias sustancias la persona puede continuar con su vida diaria.

Cómo es una blefaroplastia con peeling

peeling ojerasEn el caso del peeling químico hay que aplicar sobre la piel los diferentes compuestos químicos. Estos actúan durante unos minutos provocando una abrasión controlada para forzar una renovación de las capas dérmicas que quieren sustituirse por mala coloración, hiperpigmentación que produce ojeras y flacidez de la elastina. Generalmente después de este tipo de tratamientos hay rojez y la piel está muy sensible. Requiere ciertos cuidados posteriores para evitar la aparición de manchas permanentes.

¿Es posible eliminar las bolsas de los ojos sin cirugía?

Mediante la aplicación de diferentes compuestos intradérmicos es posible provocar una reacción que disuelva la grasa acumulada en los párpados inferiores y superiores. Es un método no invasivo y con menos complicaciones que la blefaroplastia convencional.

Con este tratamiento puedes mejorar el aspecto del rostro sin pasar por el quirófano. Justo el motivo por el que muchas personas eran reticentes a quitárselas. Con este tipo de procesos un especialista puede reducir las bolsas de los ojos sin cirugía, tanto para los párpados superiores como inferiores.

¿Qué precio tiene una blefaroplastia química?

Según el tipo de tratamiento elegido el importe puede variar considerablemente. Así podemos encontrar blefaroplastia química con un precio de 1000€ hasta los 1900€ aproximadamente. Todo dependerá de las expectativas y metas que quieres.

Las terapias completas son las que mejores resultados tienen. Pueden tensar la piel del párpado, mejorar el contorno de los ojos y dar una tonalidad más uniforme y con menos imperfecciones al cutis. Estas, a pesar de ser las más caras son las más demandadas ya que en una sola sesión puedes mejorar tu aspecto muchísimo.

Consulta a un especialista en renovación y tersura de la piel para que pueda asesorarte sobre cuál es la que más te conviene. Además solicita información sobre los planes de financiación que hoy en día muchas clínicas ofrecen. Tu blefaroplastia química puede financiarse para tener la seguridad y eficacia de los mejores profesionales.

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

1 Respuesta

  1. Gema dice:

    Hola! Yo tengo exceso de piel en las bolsas y al reírme me quedan muy arrugadas pero no son ojeras.
    Me gustaría q me informarán sobre q tratamiento necesito
    Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *