Blefaroplastia: cirugía de párpados con resultados

La blefaroplastia es la cirugía de párpados que tiene como objetivo reducir el exceso de piel y la acumulación de grasa de los ojos. Se trata de eliminar la parte superior o inferior que sobra. También puede realizarse en las cuatro membranas que cubren los ojos si la persona lo necesita.

Cuando aparecen bolsas en los ojos generalmente parecemos mayores y cansados. Esta cirugía trata de corregir esos síntomas aportando un nuevo aspecto, mejor y renovado. Para realizar el procedimiento es necesario un quirófano o una clínica adaptada y un cirujano plástico con experiencia.

Tipos de blefaroplastia

En la actualidad podemos distinguir diferentes tipos de cirugía de párpados según son sus objetivos y técnicas.

Todas buscan rejuvenecer los párpados y según las circunstancias personales es utilizado un tipo u otro. Los resultados dependen, en gran medida, del tipo de cirugía empleada. Hay personas que tienen grasa acumulada en el párpado inferior y otras un exceso de piel en el superior. Así que estos procedimientos y cirugía de párpados solventan estas cuestiones.

  • Superior.
  • Inferior.
  • Superior con levantamiento de ceja.
  • Sin cirugía
    • Láser.
    • Química.
  • Blefaroplastia completa, 4 párpados.
  • Transconjuntival.
  • Subciliar
  • No ablativa.

Blefaroplastia superior: es la encargada de corregir el exceso de piel y posibles anomalías en los párpados superiores.

blefaroplastiaInferior: para un párpado o dos. Tensa la flacidez del contorno de los ojos y elimina la acumulación y bolsas en los ojos.

Completa: Se trata de modificar los cuatro párpados. Recorta, tensa y limpia el sebo de las dos zonas oculares.

Sin cirugía: así llamada porque utiliza procedimientos externos al quirófano. No es necesario bisturí y tiene unos efectos mucho más suaves.

Láser: pertenece a las tecnologías de última generación aplicadas a la salud de ser humano. Utiliza un haz láser para eliminar el sobrante del párpado.

Química: es un procedimiento en el que no se utiliza la cirugía para rejuvenecer el párpado. En su lugar corrige las bolsas oculares y la piel que cuelga del ojo con productos químicos. Es común utilizar rellenos intradérmicos o productos superficiales que reducen.

Transconjuntival: tiene como misión recolocar y minimizar el exceso de grasa, bolsas de los ojos y la forma curva del párpado. Es utilizada para eliminar ojeras y aumentar el relieve. Quitar el hundimiento de las ojeras que algunas personas tienen.

Subciliar: elimina las bolsas de los ojos y recoloca los párpados. La blefaroplastia subciliar realiza una pequeña incisión bajo las pestañas inferiores y la transconjuntival en la parte interna del párpado.

¿Blefaroplastia superior o inferior?

Muchos son los motivos y cada persona puede encontrar los suyos. La norma común son aquellas personas que se sienten incómodas y ven su aspecto mayor de lo que son. Debido a la distensión de la piel de los ojos aparentan más edad.

blefaroplastia superior e inferiorEn este sentido hay que ser consciente que hay una mejoría enorme, pero los resultados de la blefaroplastia son reales. Antes de pasar por ellas hay que comprender lo que puede y no puede hacer. Los riesgos y las posibles complicaciones.

Así, aquellas personas que tienen la piel de los párpados superiores demasiado grande buscarán realizarse la superior y las personas con uno o párpado o los dos de abajo sin elasticidad, la blefaroplastia inferior les satisfacerá sus demandas. Pero también a aquellos sujetos que tengan acumulación de grasa en la cuenca ocular. El procedimiento es el mismo y la cirugía de párpados inferiores puede solucionar de una sola vez tanto las bolas de ojos como los párpados caídos.

¿Cirugía de párpados para cualquier persona?

Cualquier persona con buena salud y mayor de edad. Generalmente es un buen tratamiento para aquellas que superan los 40 años debido a que estos signos aparecen con la edad. Antes es muy raro que sea necesario acudir a una blefaroplastia.

También es importante que la persona que acude a una cirugía de párpados tenga estabilidad emocional. De ello depende en gran medida la satisfacción en los resultados. Cuando hay cambios psíquicos repentinos pueden aparecer sensaciones extrañas respecto al postoperatorio y los resultados. Por eso es importante comprender de qué se trata y hacerlo a conciencia y con tranquilidad.

La blefaroplastia tiene beneficios importantes para la persona. Mejora su imagen personal, da confianza en uno mismo y mejora las relaciones interpersonales. Esto, generalmente es como consecuencia de la mayor autoestima generada y la sensación de bienestar que es transmitida al entorno cercano.

Contraindicaciones

  • Glaucoma
  • Enfermedad de tiroides.
  • Problemas cardiovasculares.
  • Diabetes.
  • Poca lagrimación.
  • Presión arterial alta.

Estos son algunos casos que pueden tener más complicaciones cuando es realizada la blefaroplastia. Si estás en esta situación debes hablarlo con tu cirujano para que lo tenga en cuenta y estudie la viabilidad de llevar a cabo la cirugía.

Asimismo es aconsejable una revisión ocular antes de realizarla para comprobar que no hay otras causas que pudieran aumentar los riesgos.

Blefaroplastia cuidados postoperatorios

cuidados postoperatorioUna vez que está eliminado el exceso de grasa y piel, el cirujano añadirá una protección para evitar infecciones y mala cicatrización. Tienes que tener en cuenta que este procedimiento se realiza en quirófano y suele durar unas horas. Para ello es necesario utilizar anestesia local. Una vez que ha terminado la cirugía puedes ir a casa. Debes ir acompañado ya que no podrás ver.

Una vez en casa lo más normal es que notes malestar y la zona dolorida. Cuando el efecto de la anestesia desaparece es necesario que tomes lo que te han indicado en la clínica u hospital. La primera noche del postoperatorio de la cirugía de blefaroplastia es la más molesta.

Pasarás los primeros días con mayores molestias, hinchazón y visión borrosa. Poco a poco esta vuelve. A partir de la primera semana los puntos son retirados y es en este momento cuando empiezas a ver mejor. Puede haber un exceso de lágrimas, llorar con facilidad y percibir molestias con la claridad. Es aconsejable que durante este periodo no uses gafas para dejar la zona tranquila y descansada. Debes descansar y dejar que pasen los días con tranquilidad.

Los hematomas irán desapareciendo con el transcurso de las semanas. Hay personas que les duran 15 días y otras 30. En cualquier caso, a medida que vayan pasando desaparecerán.

Es importante mantener la cabeza en alto los primeros días para así fomentar que la inflamación desaparezca.

Resultados definitivos

A partir del 3 o 4 día puedes empezar a leer y ver con relativa normalidad. Hay personas a las que les cuesta más pero entorno a esos días la visión se aclara. Ten en cuenta que no puedes usar lentillas hasta 15 días después.

A partir del día 10 el alta es definitiva y puedes ir a trabajar. Seguramente tengas marcas de moretones así que piensa en utilizar algo de maquillaje. También es recomendable llevar gafas de sol por las posibles molestias. Recuerda, durante las 3 primeras semanas tu estilo de vida tiene que ser relajado. No podrás realizar deporte o esfuerzos.

En cuanto al tema de la cicatriz, al principio se notará algo más y con el paso del tiempo pasará a ser una suave línea blanca. Quedará disimulada totalmente o en su defecto casi inapreciable.

El objetivo es dar un aspecto más joven. Proporcionar una mejora para los ojos y la fisionomía facial. Es por esto que es importantísimo contar con un cirujano plástico de calidad. Así, no tendrás marcas y los resultados definitivos de la blefaroplastia serán excelentes.

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *