Alimentos con vitamina A, retinol y betacarotenos

La vitamina A es un nutriente esencial para la salud humana. Es un oligoelemento con propiedades beneficiosas para la piel y la vista. Y también con funciones clave para todo el organismo. Puede tomarse mediante alimentos o a través de la ingesta de cápsulas o pastillas incluidas en ciertos suplementos dietéticos. También en forma de retinol cuando es incluida en cremas y cosméticos, pero esta es de aplicación tópica, a traves de la piel y no comiéndola como en el caso de los productos naturales.

En este artículo nos interesa la forma que tiene para la alimentación, es decir los alimentos con vitamina A. Así que vamos a ver dónde se encuentran los retinoles naturales para fortalecer la piel, la salud y mejorar la nutrición.

Alimentos con vitamina A

Comer variado es la mejor fuente para encontrarte bien, pero si además quieres tener una piel joven y con menos arrugas es importante que comas más a menudo alimentos provitamínicos o multivitamínicos.

Hay algunos productos frescos, naturales y que no necesitan manipulación que contienen muchos betacarotenos y vitaminas. En especial zanahoria, el pimiento rojo y las espinacas. Pero hay muchas más. Estos son muy ricos en betacarotenos que son los precursores de la vitamina A y que seguramente has escuchado nombrar o has visto como ácido retinoico en cremas. Así que debes ingerirlos frecuentemente para que tu organismo pueda procesarlos y extraer la valiosa fuente de la juventud.

Los alimentos más ricos en Vitamina A son:
alimentos con vitamina a retinol

  • Huevos.
  • Hígado y vísceras.
  • Leche.
  • Pescado.
  • Pollo.
  • Codornices.
  • Zanahoria.
  • Pimiento rojo.
  • Espinacas.
  • Calabaza.

Los lácteos contienen una buena dosis de retinol o mejor dicho de b-carotenos, pero las verduras son las más ricas en esta sustancia. Generalmente puedes darte cuenta por el color que tienen. Suelen ser naranja, rojo, amarillo. Si te das cuenta de colores chillones. Es algo así como si dijeran “¡¡¡Ehy, estoy hasta las trancas de betacarotenos!!!

Además, seguramente has escuchado muchas veces que la zanahoria es muy buena para la vista. Pues aquí tienes uno de los motivos. La vitamina A es genial para los ojos y tu visión.

También puedes añadir unas pocas moras, fresas e incluso nísperos con su maravilloso color amarillo naranja. Seguramente te gusta alguna de las que indicamos. A casi todo el mundo le gustan las frutas con vitamina A.

Y si te da por ir más allá con tu dieta vegetariana para extraer retinol, puedes comer espinacas, acelgas, espárragos, brócoli… hay tantas verduras y frutas que contienen esta sustancia que es genial.

Además, el último regalo es la miel. El polen contiene multitud de betacarotenos además de otras sustancias buenísimas para la salud. Aporta vitalidad y energía, cuida la piel y le da un tono mejor.

Cómo conseguir Vitamina A y retinol

Afortunadamente hay muchos productos naturales que puedes comer y conseguir grandes cantidades de betacarotenos, el precursor de la vitamina A. Estos son tanto verduras y frutas como carnes.

Cuando ingieres alguno de estos alimentos ricos en retinol el organismo lo procesa (si dudas, pégale un vistazo a qué es el retinol), oxida y consigue sintetizar moléculas orgánicas mucho más puras y mejores que las que puedes conseguir a través de suplementos para la alimentación.

Hay que decir que todo lo que obtienes a través de la comida diaria suele ser más saludable que mediante pastillas o cápsulas, así que siempre que es posible hacerlo de una manera más natural es mejor. Aunque lamentablemente, en algunas ocasiones no es posible, sobre todo con algunas sustancias que el organismo decae en su producción. Pero este no es el caso. Si mantienes una fuente constante y rica en betacarotenos tienes asegurado buenos niveles en el cuerpo, lo que se traducirá en una piel más joven y saludable, un brillo y tonalidad mejor y un tacto mucho más agradable.

El proceso para que el cuerpo extraiga vitamina A es el siguiente:

  1. Comes un alimento con betacarotenos.
  2. Una vez en el estómago es disuelto y pasa al intestino e hígado.
  3. Hay un proceso químico de sintetización.
  4. Obtienes la vitamina.
  5. Es convertida en retinol.
  6. Y finalmente pasa a ser ácido retinoico.

Esta transformación orgánica se produce en el intestino y el hígado, así que es importante, si quieres mantenerte joven y con buen aspecto añadir los que incluimos en este artículo.

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *