Tratamiento artritis de rodilla con ácido hialurónico

La artritis de rodilla es una enfermedad que inflama los tejidos de la articulación causando dolor y limitación de movimientos. Mediante el uso de ácido hialurónico en la rodilla pueden obtenerse efectos beneficiosos que eliminarán temporalmente estos inconvenientes.

1. ¿Qué es el ácido hialurónico?

El ácido hialurónico (glucosaminoglicano sintético) es una de las partes principales del líquido sinovial. Actúa como lubricante y relleno en las articulaciones. Sus propiedades benefician a la artritis de rodilla, codo, cadera, ligamentos y meniscos. Evita sobrecarga por el peso del cuerpo. Permite realizar movimientos sin fricción. Puedes ver una descripción general de que es el ácido hialurónico aquí.

2. ¿En qué casos está indicado su utilización?

Su uso es mediante infiltración o inyección intraarticular para tratar la artritis y osteoartritis leve a moderada tanto en rodilla como en el resto de articulaciones con síntomas de enfermedad.

El uso del ácido hialurónico está aprobado por la UE como tratamiento asociado al dolor de la artritis y osteoartritis y su tratamiento es compatible con la enfermedad de hombro, codo, muñeca, dedos de la mano, tobillos y dedos de los pies. También está indicado para paliar los problemas ocasionados por la artritis en articulaciones temporomandibulares (que dan movimiento a la mandíbula) y facetarias de la columna (partes de las vértebras que permiten el movimiento de la columna vertebral).

Otras aplicaciones recomendadas en forma de inyección es con la realización de artroscopias o endoscopias, uso que mejora ostensiblemente el postoperatorio gracias a sus propiedades para proteger las articulaciones.

3. ¿Por qué funciona el ácido hialurónico en la artritis de rodilla?

Tipos de artritis

Tipos de artritis

 

Como se ha indicado en el punto 1, y se puede ver en la imagen tipos de artritis, el producto actúa como lubricante y relleno del líquido sinovial en la articulación.

 

Las infiltraciones de ácido hialurónico en rodilla normalizan la mezcla del líquido sinovial que recubre la articulación afectada. Inyectar producto en su interior permite disminuir el dolor e inflamación a la vez que se protege la zona, lo que permite al paciente con artritis moverse sin dolor y fricciones.

El uso de esta sustancia en la rodilla elimina los síntomas de la enfermedad durante largos períodos de tiempo. Y está recomendado también para el resto de articulaciones afectadas como pueden ser codo, tobillo, muñeca, dedos de las manos, pies, cadera, etc.

4. En qué consiste y cuánto duran sus efectos beneficiosos.

Mediante una fina jeringa se inyecta a hialurónico dentro de la articulación, lo que va a permitir una mejoría rápida de los síntomas de la artritis. En un plazo de 24 horas el paciente comienza a notar diferencias.

Para articulaciones grandes, se recomienda el uso de 3 ml de hialurónico y para las articulaciones pequeñas 1 – 2 ml. Inyectar estas cantidades de una sola vez permite al paciente disfrutar de sus efectos beneficiosos durante un plazo de 6 a 8 meses. Es decir, durante este periodo habrá sido eliminado el dolor de rodilla o al menos reducido en gran parte.

En caso de sufrir los síntomas de la artritis en otras articulaciones como puede ser en el codo, cadera u otras, el tratamiento, efectos y plazos de tiempo son similares.

5. Cómo se realiza el tratamiento

El médico siempre realizará la desinfección de la zona y seguirá las estrictas condiciones de asepsia marcadas por la UE. Con este procedimiento evitará infecciones y contraindicaciones por contaminación de agentes externos.

Observa el video para hacerte una idea del tratamiento.

6. No aplicar el tratamiento con infiltraciones en los casos:

  • La articulación presenta una inflamación evidente.
  • Está infectada o con síntomas de poca salubridad.
  • Hay heridas en la piel sobre la zona a tratar.

7. Forma de aplicación de la inyección de ácido hialurónico

La inyección debe aplicarse en el interior de la articulación. En ningún caso de forma intravascular o extraarticular, ni inyectarse en tejidos o membrana sinovial.

En artritis de cadera o en articulaciones interapofisarias de la columna debido a las peculiaridades de las mismas y su mayor dificultad para realizar la infiltración o aplicar la inyección de ac hialuronico normalmente el paciente ingresará en quirófano para poder realizar un correcto seguimiento e intervención con ecografía, artroscopia o escopia según fuera necesario.

8. Efectos secundarios

La infiltración de ácido hialurónico puede provocar efectos secundarios leves en las zonas tratadas y de 24 a 72 horas la mayoría de ellos desaparecerán.

Algunos de estos efectos no deseados son rojeces en la piel, durezas, hematoma, picazón o prurito localizado. Aunque lo más frecuente es que no aparezcan estos síntomas y en su lugar sienta distensión de rodilla o la llamada sensación del músculo estirado. En cualquier caso, estos síntomas no deberían pasar de 2 o 3 días.

En la mayoría de los casos de efectos secundarios los estudios clínicos demuestran que el dolor, hinchazón y rigidez son transitorios y suficientemente tratados con analgésicos o antiinflamatorios (AINES).

9. Contraindicaciones y riesgos del tratamiento

  • En pacientes con estasis venosa o linfática, las conocidas varices deben recibir este tratamiento con precaución.
  • No es recomendable realizar el tratamiento a mujeres embarazadas y en periodo de lactancia.
  • Alérgicos a alguno de los componentes que pueden ir mezclados con el ácido hialurónico.
    En personas que sufren condrocalcinosis hay que aplicarlo con precaución ya que puede desencadenar una crisis aguda de la enfermedad.
  • En caso de derrame articular debe vaciarse previamente a la infiltración debido a que existe previamente una acumulación excesiva de líquido en la articulación.

10. Quién puede aplicar el tratamiento a un paciente

A pesar de parecer una técnica sencilla el tratamiento con infiltraciones sólo debe ser administrado por un médico especialista familiarizado con el producto, y las técnicas de inyección intraarticular y líquido sinovial.

La infiltración es una técnica que requiere experiencia y pericia para inyectar el producto en la zona indicada. Ten en cuenta que el éxito de esta intervención puede ser debido a una correcta aplicación y que la misma sólo es posible hacerla con un profesional con las instalaciones y equipamiento adecuado.

11. Qué deberías hacer después de una infiltración de ácido hialurónico

El post infiltración es algo muy sencillo. Deberá mantener reposo durante 24 -48 horas para permitir que la rodilla o articulación tratada asimile correctamente el líquido infiltrado y así el dolor baje de intensidad y la movilidad se convierta en natural.

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook