Rinoplastia en Madrid, precio y elección del mejor cirujano

Cuanto tomas la decisión de pasar por una operación de nariz como es una rinoplastia en Madrid suelen surgir dudas sobre cuál es el mejor cirujano y qué clínica elegir. Estas son cuestiones básicas que a todas las personas nos asaltan y nos pueden crear cierta incertidumbre. Nos hace pasar ciertos nervios y sensaciones de miedo y desconcierto hasta que tomamos la decisión en firme. Así que como es un paso muy importante para mejorar una parte tan esencial del rostro como es la nariz, vamos a tratar de dar unos puntos básicos para que puedas encontrar, tanto un buen cirujano plástico en Madrid como una rinoplastia a buen precio.

Cuánto cuesta una rinoplastia en Madrid

Aunque puedes encontrar diferentes precios a la hora de la verdad todos se sitúan más o menos en una media de precios. Hay algunas clínicas de rinoplastia algo más baratas que las otras y también más caras, pero como norma general, este tipo de intervención puedes hacértela con ligeras variaciones. Una rinoplastia en Madrid tiene un precio entre 3.600 y 4.800 euros. Aunque ya te avanzamos que puede tener una ligera oscilación dependiendo del tipo de cirugía que necesites. Como hay diferentes formas de realizarla según tu anatomía, rinoplastia abierta, cerrada, y luego el trabajo que tiene que realizar el cirujano sobre la propia nariz al final, tras revisar tu caso puedes tener el precio en firme.

El precio que te asegura

  • Quirófano
  • Hospital
  • Cirugía que incluye cirujano, ayudantes, anestesista y todo lo relacionado con la operación de nariz.
  • Sala para los acompañantes.
  • Tratamiento de recuperación y postoperatorio.
  • Consultas de revisión después de la intervención.

Generalmente antes de la cirugía pasarás una consulta para ver los detalles y explicarte cómo será todo el proceso. En esta además se evaluarán los análisis y pruebas que han sido necesarias realizarte para comprobar que tienes buena salud y no existe riesgo en la rinoplastia.

clinica rinoplastia madridDespués de la intervención, habrá una serie de sesiones de recuperación. Estas pueden incluir la ayuda de un fisioterapeuta para acelerar el post-operatorio y aliviar los síntomas, así como otro tipo de tratamientos complementarios de para agilizar la expulsión de los fluidos.

Hay que dejar constancia que no todas las clínicas cuentan con un paquete de sesiones posteriores. Es decir, que sí que incluyen la revisión como es lógico pero un tratamiento para ayudar no. Esto puede interesarte o ser simplemente un añadido que haga encarecer el precio de la rinoplastia en Madrid. Así que es bueno tenerlo en cuenta.

Otro punto importante es el coste de los análisis, electrocardiograma o pruebas que necesites. Los centros privados suelen cobrar por estos servicios. Así que pregúntalo. Lo normal es que cuesten entre 80 y 100 euros según el lugar donde te las realices.

Cómo elegir el mejor cirujano para una rinoplastia en Madrid

Tendrás que acudir a una primera consulta para poder tomar tu decisión, hablar con el cirujano y sentirte a gusto y en confianza. Es posible que vayas a una clínica para la rinoplastia en Madrid y no sea de tu agrado por distintos motivos, así que tendrás que acudir a otra. Lo importante es que confíes y tengas tranquilidad en los profesionales que allí trabajan. Y lo mejor para eso es:

  • Haz una primera consulta para conocer el centro, el cirujano y las instalaciones. La intervención tiene que ser en un quirófano homologado por el Ministerio de Sanidad así que es posible que en ese mismo lugar no se realice, aunque ir al lugar de consulta te hace conocer el equipo.
  • Elegir las fechas que van bien para ambos. Tanto para el médico como para ti.
  • Recibir una explicación de los pasos, como será la cirugía de nariz y el tipo de postoperatorio que tendrás. Además serán confirmadas las pruebas que necesitas, analítica y demás.
  • Si estás conforme se establecerá una visita preoperatoria en la que se evalúan los resultados de los análisis, firmas el consentimiento y finalmente es fijada la fecha. También quedan zanjados todos los detalles que estuvieran abiertos.
  • Solicita una segunda opinión. Aunque pierdes algo de tiempo es importante hacerte una idea desde diferentes puntos de vista. Así, además, ganarás confianza en los profesionales que elijas.
  • Huye del presupuesto que es demasiado barato ya que puede ser debido a la baja calidad y seguridad. Evalúa para una rinoplastia el precio y descarta las ofertas que parecen demasiado buenas para ser posibles.

Aspectos a tener en cuenta antes de la cirugía

Tienes que tener al menos 16 años y a partir de esta edad no hay límite. Puede realizarse una rinoplastia personas de 30 o 40 años e incluso de 60. Muchas personas jóvenes buscan modificar algunos puntos de la nariz que son de nacimiento y las más mayores cambiar la forma que toma con el envejecimiento. En algunos casos la punta nasal cae y es posible rejuvenecerla elevándola ligeramente.

Además de esto, también es importante el tipo de rinoplastia que tendrás, si es abierta, cerrada de aumento o reducción. Esto va a marcar como es el proceso de recuperación, los síntomas posteriores y el tiempo para empezar el día a día con normalidad.

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *