Irrigador dental o bucal, ventajas, características y consejos para comprar

Un irrigador dental es un aparato para la higiene bucal que nos ayuda a mantener los dientes limpios y las encías sanas. Además de usar hilo dental, enjuague y cepillo de dientes es conveniente disponer de uno de los mejores irrigadores bucales para optimizar la salud de la boca. Esto, puede evitar muchas de las visitas al dentista e infecciones que diagnostica el odontólogo.

Qué es un irrigador dental o bucal

Es un aparato electrónico que utiliza corriente proveniente de la red eléctrica o mediante baterías. El irrigador dental es parecido a un cepillo de dientes eléctrico pero con algunas mejoras y funcionalidades distintas que hacen que sea ideal para complementar el cepillado con dentífrico.

Dispone de un depósito y salida de agua que puede dirigirse a distintas áreas de la boca, como son los pequeños huecos entre los dientes y la unión con la encía. Mediante este funcionamiento el irrigador bucal es capaz de mejorar la limpieza de las encías y hendiduras entre los dientes y muelas. Su funcionamiento consiste en lanzar un chorro de agua —pueden ser microburbujas— hacia las juntas de las muelas y dientes para hacer desaparecer los restos de comida. La placa bacteriana reciente que puede destruir el esmalte y el blanco de la dentadura (colmillos, incisivos, molares, premolares, etc.) también es eliminada.

En la mayoría de las personas, cuando se usa con la frecuencia adecuada evita la aparición de placa dental y sarro. Reduce muchas de las patologías odontológicas como caries, inflamación y gingivitis.

Como hay diferentes modelos de irrigadores dentales que puedes comprar, vamos a ver sus características para que puedas elegir el que mejor se adapta a tus necesidades. Así que vamos allá.

Características del irrigador dental

irrigadores dentales

  • Capacidad del depósito de agua.
  • Presión.
  • Dimensiones.
  • Número de boquillas o cánulas.
  • Precio.
  • Funciona con chorro, gotas, etc.

La mayoría de irrigadores bucales a partir de cierto precio tienen características similares, o al menos muy parecidas en la descripción, pero siempre hay algunas diferencias que son convenientes repasar.

Lo más frecuente es que exista una pequeña variación en la capacidad para almacenar agua. Esto es útil porque si dispone de un depósito mayor tardarás más tiempo en tener que añadirla o en su defecto incluirlo con las características del mejor enjuague bucal. Así puedes disfrutar durante más tiempo del chorro o las burbujas según el modelo de irrigador bucal que has elegido para comprar.

Tipos de irrigadores dentales

  • Portátil o de viaje.
  • Fijo.
  • Burbujas.

Pueden diferenciarse dos clases principales. Los que son algo mayores que incluyen un depósito grande y los pequeños, el irrigador dental de viaje. Este último como norma general dispone de menos potencia y una capacidad bastante limitada de agua, aunque para utilizarlo cada día es suficiente. Tiene la ventaja de pesar menos y ocupar poco espacio. Ideal para viajar con él tanto los días de trabajo como en vacaciones.

irrigador bucal portatil

Los irrigadores fijos al no estar diseñados para moverlos continuamente tienen un depósito grande. Esto aporta comodidad ya que con el uso frecuente termina por ser algo tedioso rellenarlo de agua que, aunque es muy sencillo siempre da un poco de pereza.

Tanto el irrigador dental de viaje como el resto necesitan la boquilla o cánula que se introducirá en la boca.

Irrigador dental o cepillo de dientes eléctrico

Muchas veces se plantea esta disyuntiva pero no es necesaria ya que ambos accesorios para la higiene bucodental tienen su función. El cepillo de dientes eléctrico sí que puede sustituir al cepillado de dientes manual pero el irrigador dental es un complemento más a la higiene de la boca.

El cepillo de dientes eléctrico vs irrigador dental no pueden compararse ya que ambos productos tienen una funcionalidad diferente. Es decir, el irrigador ofrece unas ventajas que el cepillo de dientes no y viceversa.

Ventajas y beneficios del irrigador dental

Cómo usar un irrigador dental

  • Quitar la placa bacteriana ya que es capaz de alcanzar áreas de la boca y huecos entre los dientes y muelas.
  • Prevenir caries al arrastrar los restos de comida incrustados entre los pequeños huecos entre los dientes. Las cerdas del cepillo convencional no pueden entrar en ciertos huecos.
  • Blanqueamiento dental debido a que el irrigador dental elimina manchas de la superficie del diente. Algo que mejora el color blanco de los dientes incluso meses después de haber realizado una limpieza bucal en el odontólogo.
  • Sangrado de encías y las infecciones como gingivitis que puede convertirse en periodontitis. Tanto tener encías que sangran como la inflamación aparecen con menos frecuencia al existir una mayor limpieza bucodental. También es posible evitar el uso del cepillo de dientes contra las encías.
  • Limpieza de brackets con el chorro de agua es muy sencillo. Es capaz de llegar a todos los huecos y rincones del aparato dental. Elimina los restos de comida de los alambres, bandas y frenos.
  • Eliminar el mal aliento y dar frescor a la boca. Es un buen aliado para frenar la halitosis y mantener la sensación de limpieza.
  • Mantenimiento de carillas e implantes dentales de una forma óptima y sencilla. Es un método eficaz para conservarlos con buen color igual que el primer día.

La prevención de caries es un ahorro importante ya que la necesidad de realizar empastes disminuye. Además de mantener intactas las piezas dentales.

También hay que mencionar que en ocasiones algunos de los problemas de sangrado de encías e infecciones son producidas por una incorrecta utilización del cepillo de dientes, bien porque no se alcanzan todos los recovecos entre los dientes como porque hay una presión excesiva sobre las encías. Con el irrigador dental puede realizarse un cepillado suave teniendo la seguridad que con el chorro de agua a presión serán eliminados los pequeños sedimentos que se pudrirán provocando caries y mal aliento.

Marcas de irrigadores dentales y bucales

  • Waterpik
  • Oral b
  • Silonit
  • Philips
  • Lacer
  • Panasonic

Comprar un irrigador dental

Es importante tener en cuenta las características que hemos mencionado en este artículo así como las marcas que mejores resultados están dando. Luego, la decisión final de comprar un irrigador dental debería estar marcada por el precio y funcionalidad que aportara, es decir, las necesidades que tienes.

Piensa el uso que le vas a dar, si quieres llevártelo de viaje o no y en base a esto puede elegir una de las marcas como el irrigador Waterpik, Lacer o Silonit todos ellos modelos con baterías. Y, si lo que quieres es dejarlo en casa, entonces serán los irrigadores eléctricos con mayor potencia y accesorios, teniendo en cuenta si le vas a dar un uso familiar, en cuyo caso el depósito cuanto mayor sea mejor. Aunque como ya hemos comentado pueden recargarse de agua de una forma sencilla según todas las pruebas y opiniones de los irrigadores bucales, siempre es un proceso que a la larga apetece poco.

Así que compara las características y lánzate a comprar el irrigador bucal que mejor se adapta a ti.

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *