Drenaje linfático manual o con máquina

El drenaje linfático es un tipo de masaje que activa la linfa y mejora la circulación. Consiste en movilizar, mediante movimientos muy lentos y suaves todo el sistema linfático. Con esta técnica es posible mejorar algunos síntomas inflamatorios, aliviar la retención de líquidos y disminuir edemas y hematomas. Trabajar con alguno de los diferentes drenajes linfáticos bien sea manual o mediante máquina como sucede en presoterapia tiene beneficios directos sobre el sistema inmunológico, relaja los nervios y mejora la salud de la persona que se lo realiza.

Como hay diferentes tipos de los que puedes beneficiarte y conseguir propiedades, vamos a describirlos para que puedas comprender sus diferencias.

Cómo comenzó el drenaje linfático

La linfa es conocida desde la antigüedad pero el drenaje linfático manual tiene cerca de 100 años. Fue puesto en funcionamiento por primera vez por Estrid Vodder y Emil Vodder, ambos dedicados a la salud humana. Mediante la técnicas de masaje fueron dándose cuenta de que a medida que realizaban masajes estimulando los glánglios linfáticos los pacientes que recibían este tipo de terapia mejoraban poco a poco.

Como es natural al principio no se llamaba así. Simplemente recibía el nombre de “estimulación de los ganglios“, pero como sucede con muchas técnicas y ciencias humanas, cuando el matrimonio Vodder terminó de afianzar su técnica y comprobar que realmente funciona la estimulación de la linfa, pasaron a explicar y extender sus conocimientos como drenaje linfático Vodder.

Como todo lo relacionado con este tema tiene que ver la linfa, para que puedas comprender un poco mejor cómo funciona y qué es lo que sucede en tu cuerpo cuando lo aplicas, vamos a explicar que es la linfa y el sistema que la lleva en el organismo y después, los tipos de tratamientos de drenaje linfático que existen y para qué sirven.

Qué es la linfa

sistema linfatico femeninoEl sistema circulatorio lleva sangre a todo el cuerpo mediante venas y arterias y el sistema linfático discurre paralelo a este. En lugar de llevar sangre contiene linfa, que recoge proteínas, grasas y líquidos que necesitan las células. Es muy importante el funcionamiento de la linfa porque cuando no circula con fluidez aparece acumulación de líquidos y una deficiencia del sistema inmunológico. Bajan las defensas y es mucho más fácil enfermar.

La linfa carece de pigmentos, no tiene color. Es clara aunque puede tomar un color blanquecino. Que llegue a todos los rincones del organismo es beneficioso porque las células pueden alimentarse y realizar correctamente la función para la que están programadas. Cada conjunto de ellas tiene una tarea diferente, y todas juntas hacen que la vida como la conocemos sea posible. Pues bien, todos los alimentos que llegan a las células y sobran pasan a la linfa y esta luego lo retorna a la sangre, de nuevo, para que pueda ser purificada expulsando los desechos. Así que activar el sistema linfático es importantísimo y muy beneficioso, sobre todo en personas con retención de líquidos y ciertas enfermedades. Previenes el estancamiento, alivias la inflamación y haces que el cuerpo expulse las sustancias nocivas que de otro modo se acumularían en el organismo.

Beneficios del drenaje linfático

  • Mejora la circulación de la linfa.
  • Refuerza el sistema inmunológico.
  • Evita la retención de líquidos.
  • Puede complementar una dieta para perder peso.
  • Actúa contra la celulitis.
  • Estimula los tejidos de la piel para disminuir la flacidez.
  • Relajante.

Una de las propiedades más importantes de realizar el drenaje linfático es que el sistema inmunológico es estimulado. Esta técnica moviliza los ganglios linfáticos que depuran la linfa. Eliminan sustancias y microorganismos que podrían hacerte enfermar, y como se encuentran en diferentes partes del cuerpo humano es necesario aplicarlo en distintas zonas corporales como es en las piernas, en el abdomen, en la cara. El drenaje linfático manual puede extenderse a todo el cuerpo o centrarse más en una zona concreta cuando hay una patología detectada como es la retención de líquidos en las piernas.

Pero aunque no existan enfermedades o dolencias detectadas puede ir muy bien realizarte una o varias sesiones. Sus beneficios sirven para mejorar la salud general y, en los casos que los ganglios están inflamados, puede disminuir su estado y evitar síntomas posteriores que harían que enfermaras.

Drenaje linfático manual

drenaje linfatico manualEste tratamiento trata de mejorar el sistema inmunológico y reforzar las defensas del cuerpo humano mediante un masaje manual, muy suave, repetitivo y constante. Hay diferentes técnicas y puedes aprenderlo para hacerlo casero o contactar con un quriomasagista profesional para recibir una sesión completa. Lo mejor es siempre una persona con experiencia y formación ya que así consigues los mejores resultados del drenaje linfático, pero si quieres estimular ciertas zonas también puedes practicar con algunos ejemplos o realizar un curso de quiromasaje.

Mediante el drenaje linfático manual la linfa —que recorre todo el cuerpo y recoge los líquidos que sobran de la sangre— circula mejor. Como hemos comentado tiene un aspecto blanquecino, lechoso y circula en una dirección hacia el corazón. Este puede darse en diferentes zonas del cuerpo como son:

  • Piernas y pantorrillas.
  • En el abdomen y toda la zona de la cintura.
  • En la cara.

Además, según donde se aplica puede ser muy bueno para:

  • Embarazo.
  • Celulitis.
  • Eliminar la retención de líquidos.
  • Fomentar mayor elasticidad de la piel y disminuir la flacidez facial y corporal.

El quiromasajista, o mediante un tratamiento con máquina, como vamos a ver a continuación, son estimulados los ganglios que limpian toda la circulación linfática en sus diferentes tramos. Realizar ciertos movimientos en ellos, de forma suave y controlada puede reducir la inflamación y reforzar la salud de cualquier persona.

Presoterapia o drenaje linfático con máquina

presoterapia o drenaje linfaticoSeguro que alguna vez has escuchado mencionar el tratamiento de presoterapia pero no has sabido muy bien qué es. Tanto si es así como si no lo conocías la presoterapia es una forma de realizar el drenaje linfático. Esta es la versión asistida o con máquina y tiene también múltiples beneficios. Además de relajar el sistema nervioso activa el linfático, sanguíneo y mejora la retención de líquidos en las personas que lo utilizan.

Los drenajes linfáticos pueden ser tanto manuales como asistidos. Estos últimos necesitan de un equipo especial que simula el masaje manual por una persona con experiencia. Para que esto sea posible es necesario utilizar un traje, también especial, que mediante la introducción de aire con un complejo sistema de programación realiza diferentes presiones sobras las zonas del cuerpo donde están los ganglios y el sistema linfático. No es igual que un drenaje linfático manual pero los beneficios de la presoterapia son muy muchos, consigue buenos resultados y además es muy cómoda.

Las sensaciones que tienes mientras dura la sesión es de cierta presión en algunas zonas del cuerpo. Al finalizar, sientes un gran relax y placidez corporal y mental. Relaja muchísimo a la vez que mejora el interior del cuerpo humano. Y eso al final se nota.

Ahora bien, como todos los tratamiento para mejorar la salud hay en ciertas ocasiones que es mejor evitar su utilización o esperar un cierto tiempo para utilizarlo. Así que vamos a comentar cuáles son estos casos en los que debes evitar su uso.

Contraindicaciones

Si tienes alguna de estas enfermedades o sufren alguna dolencia de este tipo es mejor que no te lo realices. Consulta antes con el profesional ya que no suele estar aconsejado porque podría empeorar los síntomas. Así que vamos a indicar las contraindicaciones del drenaje linfático manual y a máquina:

  • Hipertiroidismo y enfermedades relacionadas con la glándula tiroides.
  • Si padeces algún tipo de cáncer.
  • Problemas de corazón, insuficiencia cardiaca y similar.
  • Trombosis y flebitis.
  • Asma y patología respiratorias.
  • Presión arterial baja o hipotensión.

Además, si en el momento actual sufres una enfermedad es conveniente que consultes la conveniencia con el profesional que lo realizará. En algunas puede conseguir muchos beneficios y mejorar tu estado de salud pero en otras podría tener el efectos secundarios o indeseados, así que la persona que lo realizará, tanto si utiliza la técnica manual como si es un sistema de presoterapia sabrá indicarte la conveniencia o no en ese momento.

Cuándo es necesario activar el sistema linfático

sistema linfatico masculinoIncluso las personas con buena salud pueden ver reforzados los efectos de los diferentes drenajes linfáticos disponibles en la actualidad. Tanto la técnica Vodder como algunas alternativas que han salido en Madrid, Barcelona, Bilbao proporcionan beneficios y propiedades cuando se realizan correctamente. No es necesario tener una enfermedad o una dolencia concreta para disfrutar del relax que produce y la mejora de las defensas del cuerpo.

Independientemente de la ciudad donde vives o el país de residencia puedes encontrar diferentes centros que lo realizan. Si estás en España, Argentina, México, Chile, etc., bien mediante la técnica manual o con la que hemos explicado que utiliza un equipo. La cuestión es que el drenaje linfático sirve como terapia desintoxicante, elimina el exceso de líquidos del organismo y activa todo el cuerpo humano. Además, funciona para la celulitis, como apoyo a una dieta para adelgazar y perder peso y también, algo que es muy importante, estimular los tejidos subdérmicos que evitan la flacidez. En este aspecto va muy bien el drenaje linfático para el abdomen ya que ayuda en la eliminación de toxinas, disminuir parte del tejido graso y fomenta la recuperación de las fibras que conforman toda la plasticidad y aspecto saludable del vientre. Asimismo, actúa templando los nervios, así que puede ir bien para personas que tienen estrés y depresión.

Diferencias entre drenaje linfático manual y presoterapia

Influye mucho la persona que lo realiza, así que un fisioterapeuta con conocimientos y formación, que sea habilidoso, esté formado en esta técnica mediante cursos, o bien un quiromasajista de drenaje linfático pueden reproducir conseguir grandes beneficios y resultados espectaculares. Pero como siempre tiene mucho que decir la pericia del profesional. Los buenos expertos además de conseguir la estimulación de los ganglios linfáticos puede aportar el placer del masaje corporal. Es muy gratificante que una persona masajee tu cuerpo.

En contra, aunque totalmente compatible está la presoterapia. Esta, al ser la versión del drenaje linfático con máquina tiene las ventajas de poseer ciertas programaciones que pueden adaptarse, pero los movimientos son siempre eficaces si se utiliza con profesionalidad. Evitas quiromasajistas poco habilidosos y perder el tiempo y dinero hasta que das con uno realmente bueno. Además hay diferentes sistemas como es Ballancer, Sorisa y, al igual que la que es a mano puedes realizártela de cuerpo entero o sólo en ciertas partes. Para ellos dispones de botas y trajes adaptados.

En lo personal, preferimos siempre el tacto delicado y placentero de una persona, pero para ello antes tienes que dar con un masajista bueno. Si no tienes referencias es muy sencillo contactar con un centro de presoterapia y beneficiarte de sus propiedades sin complicaciones. Además, seguramente puedas compatibilizarlo con otros tratamientos estéticos que pueden ir muy bien.

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

2 Respuestas

  1. MARISOL DIEZ dice:

    ¿Algún profesional del masaje linfático que podáis recomendar?

    Muchas gracias

  2. Blanca dice:

    Hola Marisol Diez,

    Conozco profesionales de excelencia pero no aclaras o leo dónde resides.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *