Cómo elegir bronceadores perfectos todo el año

Con el calor, el verano y las vacaciones muchas personas pensamos en el bronceado y cómo aprovechar al máximo el tiempo para adquirir un tono de piel más bonito para estar mejor, más guapas y, por supuesto, también los chicos más atractivos. Pero es importante usar protector solar para evitar quemaduras y que el tono en la piel dure tiempo.

Y es aquí donde entran los bronceadores, cosméticos, cremas que impiden problemas de sequedad cutánea, envejecimiento prematuro y manchas por el sol afean el aspecto del rostro y el cuerpo, rompen la armonía que la piel tostada al coger color.

Como hay disponibles, puedes comprar distintos tipos de bronceadores según el fototipo de piel y la sensibilidad que tienes, vamos a recomendar el que mejor va a para ti.

Puntos importantes para elegir bronceadores

Debes tener en consideración tu tono de piel y el factor de protección solar que también es llamado “FPS”, que indica el tiempo máximo que puedes estar bajo los rayos del sol sin que tengas daños en el tejido de la piel. Así que para elegir el mejor bronceador hay que tener, estos puntos en cuenta.

como elegir bronceadoresLa forma de conocer el FPS es muy sencilla. Hay que multiplicar el factor de protección por 15 minutos al sol. Así que si eliges un FPS de 15 tienes que multiplicar (15×15) y el resultado son los minutos que vas a poder disfrutar del sol, de la playa y piscina sin quemarte.

Nota: La duración es un promedio y estar varias horas expuestos al sol producirá enrojecimiento y quemaduras si tienes la piel blanca aunque uses un factor muy alto.

El fototipo indica el color de la piel, así que cuanto más clara sea menos radiación solar soporta. Cuánto menor es, más alto es el nivel de protección requerido. Y estos son los motivos por los que puedes adquirir diferentes protectores solares. Hay algunos de graduación baja, media y alta en función de estas premisas que hemos indicado. Así que elige bien para disfrutar del verano.

También es muy importante el tiempo de aplicación antes de salir al sol. Como mínimo hay que aplicar el protector solar unos 50 minutos antes y volver a untar cada dos horas.

Otro aspecto fundamental es no exceder el tiempo diario. Para adquirir un color de piel bonito es suficiente con 20 minutos al día.

Ahora que ya tenemos claro los puntos básicos para elegirlo bronceadores, vamos a ver cuáles hay.

Tipos de bronceadores solares

Como hemos indicado, según el fototipo tienes que elegir el adecuado. Así que hay bronceadores para:

  • Piel sensible
  • Clara
  • Tostada
  • Oscura
  • Aceleradores
  • Autobronceadores

Primero aclarar que los llamados “autobronceadores” tienen una función distinta. Aunque están incluidos aquí su función es para cuando no puedes tomar el sol. Cambian el color de la epidermis y no necesitan rayos UV.

bronceadores tiposLas pieles sensibles son la que tienen un color blanco, lechoso y en ocasiones dejan ver las venas. Si tu piel es así es mejor que te broncees muy poco a poco porque los rayos solares pueden quemarte con facilidad. El fototipo 1 debe usar protector pantalla total o con un grado superior a 50. Incluso es mejor que utilices un protector solar facial y otro para el cuerpo en lugar de bronceadores. Con la piel tan clara es mejor bloquear la radiación del sol.

Las pieles claras aunque algo menos delicadas siguen teniendo un grado de exposición pequeño sin sufrir daños por los rayos UVA y UVB. Está recomendado usar FPS +20 y 50.

Es bastante común que los bronceadores sean amarillos, y no naranjas ya que estos aceleran el bronceado mucho más.

Una buena elección es comprar bronceador de color cálido similar a un melocotón. Esto para pieles amarillentas pero sí, en cambio, tu tono es más rosado deberás buscar uno con esa coloración.

La piel tostada necesita menos protección. Soporta mejor el tiempo bajo el sol y por ello es adecuado un FPS 20.

Al igual que sucede con las que son más claras, las pieles tostadas deben buscar una coloración similar a la suya, es decir, bronceadores color tierra, mostaza oscura o dorado.

Las pieles oscuras aunque son las que menos riesgo sufren por quemaduras deben vigilar también la exposición y el tiempo que el sol incide directamente en la piel. Con un tiempo prolongado pueden aparecer los mismos síntomas y molestias que el resto de tonalidades. Así que lo mejor es elegir un bronceador con FPS 10. Así, además de mejorar el tono de la cara y el cuerpo, estarás protegiendo todos los tejidos cutáneos del envejecimiento prematuro y la sequedad.

El mejor color es oscuro, rojizos y marrones. Cuanto más oscura es tu piel más cálida debe ser el bronceador.

Además, existen los llamador aceleradores del bronceado que sirven para intensificar los efectos y propiedades que tienen estos cosméticos para dar color a la piel con el sol.

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *