Carboxiterapia facial y sus resultados reales

La carboxiterapia facial es un procedimiento por el cual se administra CO2 a la piel a través de un equipo. Este, produce cambios en la dilatación de los vasos sanguíneos, permite un mayor flujo de oxígeno y provoca la eliminación de toxinas que se han acumulado.

Mediante este tipo de tratamientos hay una activación del sistema linfático y sanguíneo. Así que las capas celulares de la dermis y epidermis son estimuladas.

Carboxiterapia resultados

Hay un cambio evidente en el rostro. Aparece una coloración más sonrosada, joven y de aspecto más sano. Además, todo el color de la piel evoluciona hacia el mismo tono, eliminando las desigualdades y manchas producidas por un riego de la sangre con poco caudal, anómalo.

Los resultados de la carboxiterapia facial son:

  • Reafirma el cutis.
  • Recupera el tono saludable en pómulos y mejillas
  • Eliminación de pequeñas arrugas y marcas de expresión.
  • Expulsión de toxinas.
  • Aparece un mayor flujo de oxígeno que llega a través de los capilares. Algo que hace que la regeneración celular aumente. Hay un bloqueo y retroceso del envejecimiento cutáneo.
  • Al poco tiempo hace su aparición el brillo natural del rostro.

Después de cada sesión puedes empiezas a notar algunos de sus beneficios y, a media que continúas con el tratamiento van sumándose los resultados.

Cuáles son las zonas tratadas con carboxiterapia facial

carboxiterapia facial resultadosEn realidad no hay una zona concreta. Cualquier persona puede acudir a la consulta o centro donde se realiza carboxiterapia facial y mejorar las distintas zonas del rostro. Desde estimular los pómulos, conseguir reducir algunas manchas producidas por la edad o el sol, acabar con la hiperpigmentación, eliminar pequeñas cicatrices, marcas producidas por el acné o mejorar esa parte tan importante para el contorno de la cara como son los ojos. El tratamiento tratamiento carboxiterapia ojeras es parte del tratamiento facial del que hablamos.

A partir de dos sesiones los resultados son visibles. La estimulación de la circulación provoca un cambio paulatino y, en los ojos esto se nota. Además, la expresión de fatiga y el semblante cansado desaparece.

Puedes acudir a una clínica para un tratamiento de carboxiterapia facial completo o elegir sólo algunas zonas de la cara como son:

  • Ojeras.
  • Pómulos.
  • Labio superior y surcos nasogenianos.
  • Mentón y papada.
  • Cuello y escote.

Cada una de estas zonas de la cara es revitalizada gracias al mayor aporte de oxígeno que se produce después de una sesión de C02 infiltrado. A los pocos días empiezas a notar cómo el rostro se ilumina y cambio el tono de apagado a saludable.

También, algo importante es tener en cuenta el tiempo de la sesión. Para este tipo de procedimiento sólo se requiere entre 15 y 20 minutos. Algo que hace que cada sesión sea relativamente rápida y sencilla de aplicar, así que puede combinarse muy bien cualquier día de la semana. Además de poder complementarse con otro tipos de tratamientos estéticos para la cara.

Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *